lunes, 28 de noviembre de 2016

20:46:00
Pedro Echeverría V. / 28-XI-16

1. Supongo que Donald Trump ha sido un hablantín desde joven, así como lo es Vicente Fox hasta hoy. Hace una semanas Fox dijo tonterías contra Trump y a los pocos días, antes que ganara la Presidencia el yanqui, Fox se desdijo de lo que había dicho pidiéndole disculpas. Al finalizar su gobierno en 2006 Fox no fue llevado a la cárcel ni tampoco castigado por su pésimo gobierno o por el dinero que robaron él, su esposa y sus entenados, es decir, los hijos de la esposa. Esto porque en México ningún expresidente –por más ladrón que haya sido- ha ido a la cárcel y sólo algunos funcionarios, contados con los dedos de una mano, la ha pisado alguna vez. ¿Recuerdan el ridículo de Fox cuando le pidió a Fidel en 2002 que abandonara Monterrey para no encontrarse con el presidente Bush, diciéndole “comes y te vas”?

Donald Trump ha recurrido al lenguaje que mejor conoce, el de los negocios y el de las redes sociales, para lanzar este lunes una amenaza a Cuba: si no mejora las condiciones del “acuerdo” por el que Washington y La Habana acercan posiciones desde hace casi dos años, en cuanto asuma la presidencia estadounidense lo dará por terminado.(Getty)

2. Pienso que Trump también sufrirá millones de protestas por inexperiencia en asuntos de gobiernos y por muchos desplantes sin pensar; espero que así de simple sea y que no imite a los presidentes que lo antecedieron llevando intervenciones, bombardeos, guerras, asesinatos y despojos a los países de todo el mundo, es decir, que no agreda a ningún país. Pero para los EEUU esto de invadir para saquear riquezas es de vida o muerte. ¿Puede olvidarse que la construcción de cualquier imperio es imposible sin someter a otros países y arrancarles sus riquezas? ¿Se olvida que en el caso de los EEUU la industria de la guerra (de aviones, barcos, bombas, misiles, armas, uniformes, etcétera, representan millones de millones de dólares que son utilizados para hacer grande la economía de un país?

3. Por ello, cuando Trump declara que echará abajo cualquier acuerdo que Obama haya firmado con Cuba para beneficiar a los gusanos de Miami, sólo había que esperar. Por ahora no hay que alarmarse mucho porque Trump puede ser un loco desquiciado como Fox, sólo impulsado y controlado por su esposa. De todas maneras los pueblos del mundo deben prepararse, organizarse para resistir desplantes y seguras amenazas contra los pueblos del mundo. Pienso que muchos gobiernos, como siempre ha sido el mexicano, van a actuar como simples cachorros del imperio ahora gobernado por Trump. Siempre han sido peores los gobernantes que como la Clinton actúan bajo el agua, con la risa en los labios, mientras nos están jodiendo sin sentirlo. Trump, como Fox es más tonto porque no puede esconder sus armas, las hace evidentes para protestar en las calles. (28/XI/16)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com