lunes, 28 de noviembre de 2016

12:18:00
CIUDAD DE MÉXICO, 28 de noviembre de 2016.- El expresidente Carlos Salinas de Gortari afirmó que Fidel Castro Ruz será recordado como “un personaje trascendente para la vida de Cuba y muy importante para la vida de México y América Latina” y serán los cubanos quienes den su veredicto sobre el papel y la figura del líder cubano.

De visita en Cuba para asistir a los funerales del líder cubano, Salinas de Gortari concedió una entrevista a Carlos Loret de Mola para su noticiero matutito en el señaló que durante su gobierno México trabajó para buscar soluciones a problemas “que se presentaban como comunes, como la enorme migración de balseros en 1994, donde se decidió que México fuera intermediario (…) tuvimos un diálogo respetuoso y constructivo”, sostuvo.

Carlos Salinas de Gortari y Fidel Castro Ruz, el 18 de julio de 1991, en la Cumbre Iberoamericana de Guadalajara. (AP)

Afirmó que no existe registro de que México tuviera un pacto con Fidel Castro para evitar su injerencia en asuntos de gobierno, como lo hizo en otros países latinoamericanos.

Según el exmandatario ese respeto pudo deberse a que Fidel, el Che Guevara y todos los que lo acompañaron estuvieron en México, donde encontraron respeto e incluso apoyo de sectores de la sociedad mexicana antes de viajar a la isla para iniciar su revolución.

Salinas de Gortari señaló que el veredicto sobre el papel que jugó Fidel Castro en Cuba “lo dará el pueblo cubano, pero se necesita el tiempo para que sea la historia, más que la memoria la que decida”.

Sobre su presencia en Cuba, el priista refirió que acudió “para presentarle el pésame al gobierno y al pueblo de Cuba”.

Y de paso rechazó que haya buscado exiliarse en Cuba cuando concluyó su mandato. Explicó que fue a concluir “una tarea” que tenía pendiente.

“Yo llegué a Cuba, porque tenía la mediación que me encomendó el gobierno de William Clinton, con Fidel Castro, cuando se acabó mi gobierno, en 1995, para continuar y concluir el diálogo, del cual, por cierto, concluyó con el único acuerdo migratorio efectivo entre Cuba y Estados Unidos”, apuntó.

Reiteró que la relación de México con Fidel Castro siembre fue “respetuosa, cordial y constructiva” y tras la muerte del líder revolucionario, es momento de que “el destino de Cuba lo definan los propios cubanos dentro de la isla”. (apro) Enlace a Así fue la relación de Fidel Castro con los mandatarios mexicanos