lunes, 28 de noviembre de 2016

10:40:00
PARÍS, Francia, 28 de noviembre de 2016.- La economía mexicana "ha resistido a la brusca caída de los precios del petróleo, al débil crecimiento del comercio mundial" y al esperado "endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos", indicó este lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que redujo a 2.2% su previsión de crecimiento para el país en 2016.

La OCDE rebajó su pronóstico de crecimiento para el PIB nacional a 2.2% desde un 2.6% en 2016, y para 2017 a un 2.3% desde un 3%.

En sus perspectivas económicas, la OCDE trata los casos de España y algunos países de América Latina, entre ellos México, además de Argentina y Brasil.

México, resistir a la baja del crudo

La "demanda interna" en México sigue siendo el principal factor que alienta la actividad económica, todo ello en un contexto de "incertidumbre sobre la futura política de Estados Unidos" tras la elección del republicano Donald Trump.

El crecimiento del PIB de México se mantiene estable: tras haber avanzado 2.5% en 2015, la OCDE augura resultados similares para 2016 (+2.2%), 2017 (+2.3%) y 2018 (+2.4%).

Brasil, salir de la recesión

La economía de Brasil está saliendo de una "profunda y prolongada recesión", constata la OCDE.

El país, que lleva dos años de recesión (-3.9% en 2015, -3.4% previsto en 2016), saldrá de los números rojos en 2017 (0%) y volverá a la senda del crecimiento en 2018 (+1.2%), según las perspectivas de la OCDE.

"La incertidumbre política ha disminuido, la confianza empresarial y de los consumidores se está recuperando y las inversiones se están fortaleciendo" indica el informe.

Sin embargo el desempleo (algo menos del 12%) seguirá aumentando hasta 2017 y solamente entonces "declinará gradualmente", augura la organización.

Argentina vuelve al crecimiento

En relación al PIB, tras un año 2015 positivo (+2.5%) y uno negativo previsto para 2016 (-1.7%), el crecimiento económico de Argentina "se reactivará con fuerza en 2017 (+2.9%) y 2018 (+3.4%)" gracias al "impacto de las recientes reformas y cambios en la política económica, que empiezan a ganar terreno" según el OCDE.

"Restablecer la confianza en las políticas macroeconómicas es la máxima prioridad", añade la organización, que destaca que la "reforma de la agencia nacional de estadísticas ha mejorado su credibilidad y habilitado al banco central a establecer metas inflacionarias".

La inflación sigue sin embargo siendo alta, según la OCDE.

España, crecimiento y desempleo

La economía española crecerá con fuerza en 2016 (+3.2%, igual que en 2015) y se espera que la "fase expansionista" prosiga aunque con menos fuerza en 2017 (+2.3%) y 2018 (+2.2%), todo ello gracias a la "flexibilización monetaria en la zona euro y a estímulos fiscales", constata la OCDE.

El desempleo en España "está declinando pero sigue alto", actualmente en torno al 19% tras haber superado el 25% en plena crisis financiera.

Aunque también disminuyan "el desempleo de los jóvenes y el de larga duración" éstos "constituyen un particular y agudo desafío" para la economía española, según la OCDE. (AFP / Reforma)