domingo, 11 de septiembre de 2016

17:25:00
TICUL, Yucatán, 11 de septiembre.- El programa Piso Firme que auspicia el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín continúa llegando a más familias de escasos recursos de la entidad, pero con una nueva vertiente que promueve la recuperación de los patios limpios y productivos que caracterizaron a la zona rural de Yucatán.


El legislador yucateco es quien invita personalmente a los beneficiarios para que aprovechen los espacios que tienen para sembrar hortalizas, frutales, flores y otras especies que les pueden generar ingresos, así como para mantenerlos limpios, pues la higiene es fundamental para la salud de sus familias.

Este fin de semana, acompañado de su esposa, María Elena Granados Castellanos, y del alcalde de Ticul, Camilo Salomón López, Ramírez Marín supervisó la construcción de los pisos en varias viviendas de la colonia San Joaquín de esa ciudad del Sur, donde pláticó con los vecinos, atendió diversas solicitudes y convocó a los beneficiarios a limpiar y aprovechar los patios de sus casas.

En el recorrido, el vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados destacó la importancia de la obra social en favor de los más necesitados y, sobre todo, de apoyarlos con alternativas de ingresos a fin de que mejore la economía de sus familias y salgan adelante por sus propios medios.

“Nuestras labores de gestoría van encaminadas hacia esos dos objetivos: ayudarlos con diversas acciones para resolver las necesidades más urgentes, pero también fomentar proyectos productivos, la capacitación y el autoempleo, particularmente para las mujeres, porque ellas son garantía de que el dinero llega íntegro a sus casas y lo invierten en sus hijos”, subrayó el legislador.

En la colonia San Joquín de Ticul, la supervisión comenzó en la vivienda de María Luisa Canché Abán, de 67 años, quien vive con su esposo, sus hijos y nietos –nueve personas en total- en tres modestas piezas, dos de ellas de paja y láminas de cartón.

“Es una gran ayuda, estamos muy agradecidas con el diputado Ramírez Marín por este programa que beneficia a las familias de la colonia, aquí hay mucha necesidad, la gente no tiene trabajo y se gana la vida vendiendo chicharrones, chapeando, limpiando casas y lavando ajeno”, relató Ligia Chuc Canché, hija de la beneficiaria.

Ligia tiene 34 años, tiene dos hijas, es madre soltera y se dedica a limpiar casas, a veces hasta dos por jornada, por las que gana $200. El pago incluye cuidar niños en lo que hace la limpieza.

"Muchas gracias al diputado Jorge Carlos por esta gran ayuda, hasta no voy a dormir hoy”, comentó, feliz, Irma del Socorro Ek Euán, de 54 años, quien no estaba considerada en los pisos firmes, pero recibirá 200 bloques para completar la construcción de un cuarto.

Ella saludó al diputado y lo invitó a pasar a su terreno para mostrarle la incipiente construcción de un cuarto. En la charla, dijo que le faltaban más material para levantar las paredes y fue cuando le ofrecieron enviarle los 200 bloques.

Al escuchar a Ramírez Marín, el alcalde Salomón López se sumó a la ayuda y ofreció apoyarla con un albañil para seguir la construcción.

Irma del Socorrro agradeció a ambos la ayuda, también a nombre de su esposo Ramón Martínez Jiménez, de 66 años y de oficio leñador. La pareja tiene tres hijos.

La comitiva visitó a otros beneficiarios como María Teresa González Porrás, de 53 años, quien vive con su esposo, Isidro Caamal Briceño, de 67 años, albañil que labora en Tulum.

El recorrido terminó en la casa de Carmen Minelia Canul Tec, 47 años, quien vive con su esposo José Luis Eligio Chan, sus seis hijos y un nieto.

“Muchas gracias por este apoyo diputado, la familia es grande y pues apenas alcanza con lo que gana mi esposo con la venta de pan, la mototaxeada o lo que caiga, Yo ayudo limpiando casas”, comentó Carmen, a quien Ramírez Marín ofreció ayudarla para reconstruir una pieza, además de su piso firme. (Boletín)