sábado, 9 de julio de 2016

00:36:00
VARSOVIA, Polonia, 9 de julio.- Barack Obama abreviará 24 horas su viaje a España, según informó este sábado la Casa Blanca en un comunicado desde Varsovia. La matanza de policías en Dallas (Texas) la noche del jueves, tras dos episodios de muertes de hombres negros por tiros de agentes en Luisiana y Minnesota esta semana, han llevado al presidente de Estados Unidos a alterar sus planes. En vez de dos días, la visita durará uno. Obama suprimirá la escala en Sevilla prevista para el domingo. Pasará ese día en Madrid y en la base militar de Rota. Desde allí, esa misma noche, regresará a Washington.

Inicialmente, la visita a España, la única de su presidencia, debía prolongarse hasta el lunes por la tarde. Según el calendario original, Obama debía volar en la noche del sábado a Sevilla desde Varsovia, donde se encuentra ahora para participar en una cumbre de la OTAN. En Sevilla habría visitado la ciudad con el Rey Felipe II. Después habría volado a Rota. Y el lunes, ya en Madrid, debía reunirse con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, con el Rey Felipe II y con líderes políticos. La visita iba a terminar con un diálogo del presidente de EE UU con jóvenes.

Al ser avisado de los hechos violentos en Dallas, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha condenado enérgicamente la «tremenda tragedia [...] depravada, calculada y despreciable». En el marco de la Cumbre de la OTAN en Varsovia, y tras reunirse con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, Obama prometió «justicia» ante unos sucesos para «los que no hay ningún tipo de justificación». (Stephen Crowley/The New York Times)

Según los nuevos planes, Obama volará en la noche del sábado directamente de Varsovia a Madrid. Allí participará el domingo en reuniones “con su homólogo español y otros representantes gubernamentales”, dice el comunicado, sin especificar los nombres. Después, como estaba previsto, viajará a Rota para hablar con militares norteamericanos destacados allí, etapa final del viaje.

El comunicado del secretario de prensa, Josh Earnest, no especifica las causas del cambio de planes. La decisión, meditada durante toda la jornada del viernes en Varsovia, refleja la gravedad de los últimos estallidos violentos en Estados Unidos. Las matanzas de Dallas, Luisiana y Minnesota han monopolizado buena parte del tiempo del presidente Obama y su equipo en la cumbre de la OTAN.

Desde que, en la madrugada del viernes, hora local, llegaron a Varsovia las primeras noticias de la matanza en Dallas, circularon las especulaciones sobre una posible supresión o modificación del viaje. En un breve encuentro en la cumbre, Obama confirmó a Rajoy que viajaría a España. Obama ha aceptado una invitación del alcalde de Dallas, Mike Rawlings, para visitar la ciudad a principios de la próxima semana, según el comunicado.

Ataque "calculado y despreciable"

El presidente de los Estados Unidos manifestó su "total apoyo a las autoridades" políticas y policiales de la ciudad de Dallas, donde luego de que dos afroamericanos murieran a manos de la Policía se desarrolló una marcha pacífica durante la que fueron asesinados al menos cinco miembros de esa fuerza de seguridad.

Barack Obama ordenó izar las banderas a media asta hasta el 12 de julio en homenaje a las víctimas del tiroteo en Dallas (Texas). "Como muestra de respeto a las víctimas del ataque a los oficiales de polícía (...) ordeno que la bandera de Estados Unidos sea izada a media asta", dijo desde Varsovia, donde asiste a una cumbre de la OTAN.

El mandatario condenó un ataque "salvaje, calculado y despreciable". "Aún no conocemos todos los hechos. Lo que sabemos es que hubo un ataque salvaje, calculado y despreciable contra las fuerzas del orden", reiteró en una rueda de prensa antes de que comenzara la cumbre.

En tanto, la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, llamó a la cohesión. Fue una semana de profundo dolor y terribles pérdidas, dijo en una conferencia de prensa este viernes. "La violencia nunca es la respuesta", señaló Lynch en referencia a la muerte de los dos afroamericanos a manos de la policía. Los estadounidenses deben recordar que tienen un corazón y un alma comunes. "Unámonos, no nos distanciemos".(El País / BBC)