sábado, 9 de julio de 2016

18:29:00
MÉRIDA, Yucatán, 9 de julio.- Adicional a la promoción de la salud y el fomento de estilos de vida saludables, la Unidad Universitaria de Inserción Social (UUIS) de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) también motiva en sus beneficiarios habilidades artísticas y culturales con la finalidad de procurar un desarrollo integral de los mismos.

Cientos de vecinos de las colonias del Sur, estudiantes y profesores celebraron con un festival artístico la clausura de cursos de la UUIS ubicada en la colonia San José Tecoh, en donde se ofrecen servicios comunitarios de enfermería, medicina, nutrición, odontología, rehabilitación, psicología, así como estimulación temprana, lo que permite que cada año unos 25 niños refuercen habilidades y destrezas.

El “Festival de Fantasía” se llevó al cabo este fin de semana con la participación de más 180 personas beneficiarias de los cursos, las cuales presentaron distintos números artísticos que incluyó el tradicional vals de los pequeños, hasta bailes de personajes de sirenitas, princesas y Cruelas de Vil. (Más fotos en Facebook)

La coordinadora técnica de la Unidad, Julia Candila Celis, remarcó que la clausura de cursos significa un gran festejo para toda la comunidad, ya que es una oportunidad para demostrar el desarrollo que alcanzan los beneficiarios, quienes son niños desde 45 días de edad, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

Un punto por demás importante, dijo, es lograr que la comunidad se sienta involucrada a nuestras actividades y eso lo estamos cumpliendo porque cada vez son más personas las que se suman a nuestros cursos y solicitan los servicios comunitarios que son gratuitos.

El “Festival de Fantasía” se llevó al cabo este fin de semana con la participación de más 180 personas beneficiarias de los cursos, las cuales presentaron distintos números artísticos que incluyó el tradicional vals de los pequeños, hasta bailes de personajes de sirenitas, princesas y Cruelas de Vil, este último representado por personas de la tercera quienes se llevaron muchos aplausos.

La coordinadora recordó que la Unidad cumple con el compromiso de coadyuvar en la formación integral de los estudiantes, por lo que cada año cuenta con alrededor de 20 o 25 pasantes de distintas licenciaturas que brindan sus servicios de acuerdo con sus capacidades. Resaltó que se trata de una escuela abierta en donde el estudiante tiene la oportunidad de responder a las necesidades de los grupos comunitarios y con esto, reforzar sus habilidades y competencias.

De igual forma, subrayó que en el trabajo cotidiano en la Unidad se privilegia la labor en equipo, lo que también incide en la formación de los jóvenes, en su toma de decisiones y resolución de problemas.

Hizo ver que con el festival de clausura también se cumple con involucrar a los estudiantes, ya que todos tienen una participación significativa, “en las evaluaciones que se les aplica a los pasantes, ellos afirman que lo que más les enriquece es hacer cosas que dejen huella para la comunidad y que ésta aprecie esa acción que realizan”, agregó.

Candila Celis remarcó que este trabajo comunitario es muy gratificante en la medida en que se transforman vidas personales y dinámicas familiares. Es grato escuchar a madres de familia decirnos “ustedes forman parte de mi familia, nos están alegrando lo que nos queda de vida”, y en otros casos “nos están enseñando cosas para mi vida futura y la de mis hijos”, dijo.

La Unidad, ubicada en la calle 123 por 48 y 50 de San José Tecoh, ofrece servicios gratuitos de atención, prevención y cuidado de la salud. En esta participan 22 pasantes de las licenciaturas en Medicina, Enfermería, Nutrición, Rehabilitación, Odontología, Ingeniería, Arquitectura, Comunicación Social, Contaduría, entre otros.