sábado, 9 de julio de 2016

19:34:00
Pedro Echeverría V.

1. Ningún paso atrás, compañeros; el gobierno y los grandes ricos se burlan de sus acciones de buena voluntad y si no aprovechan los maestros el apoyo del pueblo en estas semanas para arrodillar a este maldito gobierno, entonces el pueblo va a acusar a la dirigencia de la CNTE de “tibios” y de faltos de decisión. El gobierno, los empresarios, los medios de información son enemigos del pueblo trabajador y ello debe quedar muy firme en la mente de los pobres y miserables.

2. El gobierno está inventando diversas formas de manipulación, por ello ha obligado a los dirigentes traidores o charros (al tal Charro Díaz) a entrar en negociación. ¿Qué van a negociar, como decían los ferrocarrileros: esos “perros de oreja”, que desde que nacieron están entregados al patrón y a los dirigentes sindicales del PRI/PAN gobierno? Si no salen de la cárcel todos los profesores presos, se abrogan los ceses y se pagan dineros descontados, no debe haber  diálogo.

3. La paciencia también se acaba. Hasta en Mérida se registró hace unas horas una formidable marcha de mil 300 profesores bajo el grito de “fuera Peña Nieto” que retumbó en todo el centro histórico. Quedó abierta la propuesta en el mitin de bloquear la carretera Mérida/México en estos días. Lo malo es que la gente despierta y vuelve a dormirse cuando no aprovechamos las coyunturas de apoyo social y de los padres de familia. Incluso del EZLN y Morena.

4. Ni modo, compañeros, hay que centrar toda la lucha en sólo 12 estados de la República y no hay que dispersar la fuerza. Quizá los profesores conscientes, por ejemplo de Yucatán, Campeche y Quintana Roo deban concentrarse en Tabasco para levantar el sureste y en el Norte igual: donde no se haya fortalecido el movimiento reunirlos para que estén en Sinaloa, Monterrey o Guadalajara para que esa región se transforme en una fuerza bloqueadora de la reforma educativa privatizadora.

5. Zacatecas, Morelos, Tlaxcala y Puebla deben recuperar frente a la dirección espuria, el nivel que antes tenían dentro de la CNTE para ser puntales de los estados más consolidados. Pero la CDMX sigue siendo un punto básico, estratégico principal, para paralizar el país. ¿Qué pasó con ese millón de estudiantes de los principales centros educativos (UNAM, POLI, UAM, UACDMX, Bachilleres) que antes demostraron conciencia social? ¿Han sido contagiados de cobardía desde la represión bárbara que recibieron en 1999?

6. Las manifestaciones o marchas son poco efectivas para desarrollar la conciencia del pueblo; lo único que está funcionando son los bloqueos y el trabajo político que se hace con los padres de familia. “El maestro luchando también está enseñando” y esta es la gran consigna porque enseñar a luchar y a defenderse es mucho más importante que hablar de memoria de Hidalgo, Morelos o Juárez. ¿Qué caso tiene hablar de héroes si no se predica con el ejemplo? Si Flores Magón viviera estaría en las barricadas con los maestros de la CNTE.

7. La reforma educativa la hemos discutido durante muchas décadas y seguramente jamás dejaremos de hacerlo los profesores en sus cursos, foros, en la escuela. Para llegar a acuerdos profundos se requiere mucho trabajo de análisis político, sindical, pero sobre todo buena voluntad. Se requiere más tiempo para ello. Lo que no puede esperar es la liberación de los presos y el pago de los salarios descontados y retenidos; para ello se requiere multiplicar los bloqueos en toda la República, único lenguaje que puede entender el Estado. (9/VII/16)