sábado, 9 de julio de 2016

16:41:00
MÉRIDA, Yucatán, 9 de julio.- A través de un comunicado de prensa, los regidores del PRI en el Ayuntamiento de Mérida anunciaron que presentarán en los próximos días una denuncia ante Contraloría Municipal por presuntas irregularidades en la aplicación de 73 millones de pesos de recursos públicos asignados para combatir la pobreza, en la 3a. priorización de obras por parte de la Dirección de Desarrollo Social Municipal.


Contactada por Libertad de Expresión Yucatán, la regidora Diana Herrera Anduze hizo un llamado a que el Ayuntamiento asuma con responsabilidad sus actos, pues el recurso debe ejercerse como lo marcan las leyes de coordinación fiscal y de asistencia social.

La edil señaló que el tema no es con ningún beneficiario en particular y que ella está para hacer su trabajo y ayudar a mejorar la situación de la gente de escasos recursos.

En la pasada sesión ordinaria de Cabildo del jueves 30 de junio pasado, Herrera señaló que luego de una revisión aleatoria de unas 100 solicitudes de un universo de más de dos mil presentadas en dicha priorización, al menos 15 no cumplían con las reglas de operación que están centradas en el combate a la pobreza extrema, por lo que si se mantiene esta tendencia, se presume entonces que existirían más de 600 solicitudes aprobadas que no cumplirían con los requisitos.

Circulan en las redes sociales evidencias fotográficas y capturas de pantallas que muestran que una de las beneficiarias, Jazziel Nava, presuntamente ha viajado a diversos destinos turísticos de la República, aparte de que es maestra en un módulo municipal.


"Esta administración presume ser transparente, pero en la realidad y en los hechos no lo es porque el alcalde en esa sesión ordinaria de Cabildo (del jueves 30 de junio pasado), desestimó los señalamientos de mi compañera regidora al minimizar las 15 solicitudes que no cumplían con las reglas de operación. Esa es la razón principal por la cual vamos a presentar dicho recurso ante Contraloría Municipal porque se asignaron 73 mdp y si el caso lo amerita, que se castigue a los funcionarios municipales responsables porque se estaría ante un presunto caso de desvío de recursos públicos", manifestó el coordinador del grupo edilicio del PRI, Rudy Pacheco Aguilar.

Por su parte, la regidora Herrera reafirmó que "no estamos de acuerdo en el reparto discrecional y partidista. Se entregan apoyos sin los criterios de combate a la pobreza extrema cuando hay personas que ni siquiera han recibido un apoyo por parte de esta administración municipal". 

"Creemos, apoyamos y aplaudimos la lucha y esfuerzo de los hombres y mujeres de Mérida y sus comisarías para salir adelante, pero estamos en contra de los apoyos electoreros y con claros tintes partidistas que violan claramente las reglas de operación", dijo la edil priista.

"Que esta administración municipal asuma con responsabilidad sus actos. El recurso debe ejercerse con responsabilidad, tal y como lo marcan las leyes de coordinación fiscal y de asistencia social. Estoy para hacer mi trabajo y que la gente mejore sus condiciones en todos los sentidos", dijo.
(Con información de Regidores PRI)