sábado, 22 de noviembre de 2014

17:51:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de noviembre.- Tras un concurrido homenaje de cuerpo presente en el Teatro Peón Contreras y una misa de réquiem en la iglesia de Monjas, fue inhumado minutos antes de las 4:30 p.m. el cadáver del reconocido músico Luis Fernando Luna Guarneros, quien fuera funcionario de la Sedeculta y director de la Banda Sinfónica Juvenil.

Descenso del ataúd de Luis Fernando Luna Guarneros (fotos: JMRM)

El hermano de Luis Luna dirigió a la Banda Sinfónica Juvenil para una interpretación de la Marcha Radetzky.

Se dieron cita al sepelio, realizado en la zona más nueva del Cementerio Xoclán, decenas de personas entre quienes se encontraban familiares, alumnos, colegas y amigos del extinto.

"Muchachos, muchas gracias por ser parte de la vida de mi hijo", expresó momentos antes del descenso del ataúd la señora Rosa María Guarneros.

Decenas de personas acudieron al Cementerio Xoclán para despedir a Luis Luna.

De esta manera, el féretro fue colocado en el interior del lote No. 14 sección 101 Grupo O, tras lo cual Víctor Luna, hermano del finado, expresó su agradecimiento a los integrantes de la Banda Sinfónica Juvenil Luis Fernando Luna Guarneros, renombrada así en días pasados por el gobernador Rolando Zapata Bello.

"No se aflojen, la banda tiene que seguir", dijo.

Tras una activa jornada de homenajes, el cadáver de Luna fue sepultado.

"Hay que robarle a esos canijos a sus hijos para que sean buenos", expresó en referencia a criminales como los que ultimaron a su hermano en días pasados.

Por ello Víctor, también músico, llamó a los jóvenes a seguir aprendiendo y estudiando constantemente, tal como hizo su hermano.

Los integrantes de la Sinfónica Juvenil rindieron sentido homenaje a su director.

"No se dejen, protesten tocando... toca con ganas, toca con alegría, no sólo toques para que te aplaudan", insistió.

Trabajadores del Cementerio cierran la tumba de Luna Guarneros.

Para finalizar las honras fúnebres, Víctor Luna dirigió a la banda que estuvo a cargo de su hermano en una interpretación de la Marcha Radetzky. Los jóvenes musicalizaron el funeral con las melodías favoritas de quien fuera su maestro.

A lo largo del fin de semana se realizarán más homenajes en memoria del reconocido músico.

La mayoría de los dolientes asistieron con camisas blancas y fueron depositadas numerosas coronas fúnebres sobre la tumba. (JMRM)