sábado, 22 de noviembre de 2014

14:13:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de noviembre.- El Teatro Peón Contreras fue sede esta tarde de un concurrido y emotivo homenaje de cuerpo presente en honor al músico Luis Fernando Luna Guarneros.

El discurso fúnebre a cargo de Víctor Luna, hermano de Luis Fernando (fotos: JMRM)

El evento contó con la presencia de la Banda Sinfónica Juvenil, recientemente bautizada en honor al extinto, cuyo cadáver fue encontrado el pasado miércoles en el sur de la ciudad.

Lo músicos, bajo la dirección del joven Irving Guzmán Dzul, interpretaron la Marcha Radetzky, El Arca de Noé, El Gato Montés y la Marcha de Zacatecas, por ser comúnmente interpretadas por quien fuera su maestro.

Guzmán destacó que El Arca de Noé era una de las melodías favoritas de su profesor, y que ésta fue especialmente compuesta para banda sinfónica.

La música estuvo a cargo de la Banda Sinfónica Juvenil Luis Luna Guarneros.

El féretro llegó de la Fiscalía a las 12:30 horas y fue colocado ante las escaleras del vestíbulo del teatro, que fue sede de numerosos conciertos a cargo del fallecido.

Descenso del ataúd con el cadáver de Luna Guarneros.

En emotivo discurso, Víctor Luna, hermano del finado, recordó la pasión que su hermano sintió por la música desde temprana edad, destacando internacionalmente y cómo, tras estudiar en varios países, encontró su hogar en Mérida.

"Luis Fernando se ponía al tú por tú con los chavitos japoneses", comentó.

Los deudos de quien fuera director de la Sinfónica Juvenil, ex director de la OSY y director de música en la Sedeculta reciben el féretro.

El deudo llamó a los presentes a dar un pésame sonriente en honor a su hermano, quien siempre sonreía.

Describió a su hermano como una persona con un rumbo bien definido, destacando que jamás fue conflictivo.

"Jamás se peleó con nadie, siempre concilió", aseguró.

Guarda de honor previa al discurso de Víctor Luna.

Aunque reconoció que los delincuentes nos han privado de grandes personalidades, llamó a los presentes a no enfermarse de odio y alzar la cara ante la adversidad.

El evento contó con la presencia de funcionarios estatales, personalidades del medio artístico, alumnos y amigos de Víctor Luna.

"Vamos a hacer algo que tenga una repercusión", invitó, llamando a los jóvenes de la Banda Sinfónica a poner en práctica las enseñanzas de Luis Fernando.

Irving Guzmán Dzul, quien fuera alumno de Víctor Luna, dirigió a la Sinfónica Juvenil durante el evento.

Aparte de la madre, hermanos y demás deudos de Luis Luna, el evento contó con la presencia del titular de la Sedeculta, Roger Metri Duarte; la directora de la ESAY, Beatriz Rodríguez Guillermo, el fundador del Patronato de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, Adolfo Patrón Luján, y el asesor de la Sedeculta Renán Guillermo González.

Triste y concurrida despedida a quien fuera director de la Sinfónica Juvenil.

Para las tres de la tarde está programada una misa de cuerpo presente en la iglesia de Monjas, seguida por la inhumación en el Cementerio Xoclán.

Los servicios estuvieron a cargo de la Funeraria Poveda. (JMRM)