miércoles, 4 de septiembre de 2013

16:47:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de septiembre.- En referencia a las declaraciones del alcalde Renán Barrera, hechas el fin de semana pasado, en el sentido de que una resolución de un juzgado federal de distrito le habría dado la razón jurídica en la disputa sobre el tema de las luminarias, AB&C Leasing respetuosamente solicita a los habitantes de Mérida que no se dejen engañar.


El Presidente Municipal nuevamente miente a la ciudadanía al externar verdades a medias, diciendo que el municipio de Mérida ha ganado el referido amparo. Esto no es así, por las siguientes razones:

1.- La resolución que otorgó el juzgado federal es provisional; esto es, el propio amparo aludido aún no se resuelve.

2.- El alcalde se abstiene de mencionar que la misma resolución también ordena al municipio que se abstenga de seguir bajando las luminarias de AB&C Leasing que tiene en arrendamiento.

3.- Efectivamente, le autoriza al municipio a que suspenda el pago proporcional de las rentas, pero hasta en tanto se resuelva el juicio de nulidad.

Es importante que los ciudadanos de Mérida tengan muy claro que el juicio de nulidad interpuesto por AB&C Leasing en contra del Ayuntamiento es por su decisión de dar por terminado en forma anticipada el contrato de arrendamiento con opción a compra de las luminarias. Esta demanda continúa su curso y será el Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa del Estado de Yucatán (TJEAY) quien resuelva, en primera instancia,  respecto de la procedencia o improcedencia de dicha terminación anticipada. En este proceso, aún está por celebrarse la audiencia de admisión y desahogo de pruebas, misma que se difirió en virtud de la ampliación de la demanda que hizo AB&C Leasing en contra del propio ayuntamiento de Mérida.

Miente también el Presidente Municipal cuando afirma: “Nos dieron la razón jurídica porque siempre  la tuvimos, el objetivo de cancelar el contrato de arrendamiento obedeció a que las lámparas nunca funcionaron.”

Esto es totalmente falso, como ya se ha indicado infinidad de veces. Si había luminarias apagadas es porque el Ayuntamiento no le dio mantenimiento al alumbrado, como era su obligación.

Sería bueno que el Ayuntamiento de Mérida deje de gastar cantidades millonarias en la campaña propagandística que ha estado pagando con recursos de la ciudadanía. Es su responsabilidad informar a los meridenses el costo que tendrá para el municipio de Mérida la decisión de reemplazar las luminarias de manera innecesaria, así como el impacto que tendrá sobre las arcas municipales el que pierda el juicio de nulidad que tiene instaurado actualmente en su contra. (Comunicado de AB&C Leasing)

0 comentarios:

Publicar un comentario