miércoles, 4 de septiembre de 2013

08:15:00
AUSTRALIA, 4 de septiembre.- Hoy se cumplen siete años de la muerte del ecologista Steve Irwin.

Steve con su hija Bindi y su esposa, Terri (Foto: PopMonk)

El 4 de septiembre de 2006, el "Cazador de Cocodrilos", como era mundialmente conocido, murió haciendo lo que amaba - promover la protección y preservación del medio ambiente.

El icono australiano estaba filmando un documental en la Gran Barrera de Coral cuando una raya látigo lo apuñaló en el pecho con su aguijón, causando su muerte.

La familia de Irwin, quien tenía 44 años de edad al momento de su fallecimiento, continúa su legado en la Costa Luz Solar (Sunshine Coast) del zoológico de Australia. 

Su viuda Terri es la dueña del zoológico, junto con sus hijos Bindi y Robert, mientras que su padre, Bob Irwin, también es un ambientalista apasionado.

Su hija Bindi, quien actualmente tiene 15 años de edad, continúa también con el legado de su padre. La joven actriz dona 10% de sus ganancias a la organización Wildlife Warriors y ha protagonizado series y películas que buscan promover la conservación de la naturaleza.

Varias mantas fueron encontradas muertas y mutiladas en la costa este, en lo que pareció ser ataques en venganza contra estos animales, normalmente dócil, poco después de la muerte de Steve.

No hubo indicios de Irwin haya provocado el ataque de la raya, que fue filmado pero jamás difundido.

La semana pasada, James Hunt, del Reino Unido, fue irónicamente atacado por su mantarraya mascota, llamada Steve Irwin.

El hombre fue trasladado de urgencia al hospital, donde pasó tres días recuperándose de la herida en el brazo.

El dueño de la mantarraya requiere fisioterapia y antibióticos para evitar daños permanentes. (JMRM con información de Yahoo!7)

0 comentarios:

Publicar un comentario