lunes, 5 de febrero de 2018

18:53:00
WASHINGTON, 5 de febrero de 2018.- Larry Nassar, el mayor depredador sexual del deporte estadounidense, suma una nueva sentencia. El antiguo médico de la Federación de Gimnasia fue condenado este lunes a una pena de entre 40 y 125 años de cárcel por los abusos sexuales cometidos contra deportistas. Hace dos semanas, ya recibió, en otro condado de Michigan, un castigo de entre 40 y 175 años de cárcel por abusos a mujeres y en diciembre fue condenado a 60 años por un delito de pornografía infantil.

Nassar, de 54 años, se pasará el resto de su vida entre rejas tras dos décadas de abusos sexuales a al menos 265 menores de edad y jóvenes mujeres. Entre sus víctimas, hay destacadas deportistas como Simone Biles, cuatro veces ganadora del oro en los Juegos Olímpicos de Río de 2016, Gabby Douglas o McKayla Maroney.

Larry Nassar, abusador serial. (Reuters)

Bajo la apariencia de un tratamiento médico para lesiones musculares, Nassar abusó sin piedad de deportistas. Por ejemplo, introducía su mano, sin guantes, en la vagina de las mujeres, algunas de apenas seis años de edad. También se desnudaba o insinuaba a las chicas. Y después las manipulaba psicológicamente aprovechando su reputación como doctor de estrellas deportivas.

El alcance de los excesos del médico fue destapado en 2016 por una investigación del diario The Indianapolis Star, que también reveló la complicidad de las federaciones y universidades en las que trabajaba Nassar, que ignoraron o directamente encubrieron las quejas que recibieron de las deportistas. Bajo la presión del juicio, en los últimos días han dimitido los dirigentes de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos y la rectora de la Universidad Estatal de Michigan.

Nassar se había declarado culpable de las acusaciones de abuso sexual en los juicios en los condados de Ingham y Eaton. En el proceso en este último condado de Michigan, el otrora renombrado médico repitió este lunes sus disculpas a las víctimas. “Es imposible manifestar la profundidad y amplitud de cómo lo siento a cada una de las personas involucradas. Sus testimonios estarán siempre presentes en mis pensamientos”, dijo.

Sin embargo, la juez Janice Cunningham minimizó el aparente arrepentimiento de Nassar y recordó que, cuando surgieron las primeras acusaciones de abuso, él las negó. “No estoy convencida de que entiende verdaderamente que lo que hizo es incorrecto y el impacto devastador que ha tenido en las víctimas, sus familias y amigos”, refutó la magistrada. (Joan Faus / El País)

0 comentarios: