miércoles, 24 de enero de 2018

14:27:00
PORTO ALEGRE, Brasil, 24 de enero de 2018.- 12 años y un mes de prisión es la sentencia. Se confirma la paliza para Lula de 3 votos que le condenan (por corrupción y lavado de dinero) y ninguno que avale su inocencia. Si el expresidente no abandona la lucha, y nada de lo que ha dicho nos hace pensar que lo hará, el camino que tiene por delante se le ha hecho considerablemente más arduo (escribe Tom C Avendaño en Última Hora de El País).

Los magistrados João Pedro Gebran Neto, relator del proceso; Leandro Paulsen, revisor; y Victor Luiz dos Santos Laus mantuvieron la condena en primera instancia pronunciada por el juez Sergio Moro, pero decidieron aumentar la pena para 12 años y 1 mes. También fueron condenados el contratista Léo Pinheiro y el ex ejecutivo de OAS Agenor Franklin (O Globo).

(Desde aquí escribe Talita Bedinelli): La sesión examinó el recurso de Lula contra la condena que emitió el pasado julio el juez Sérgio Moro, cabeza visible de las investigaciones sobre la corrupción en Brasil. Por el momento, el tribunal ha avisado de que no va a dar la orden de prisión hasta que el expresidente agote sus últimos recursos. Y aún puede evitar su inhabilitación política, al menos de manera inmediata. La Bolsa reaccionó con euforia a la noticia. Nada más conocerse el voto del segundo magistrado, la cotización se disparó en São Paulo y subió un 3,35%.

Luiz Inácio Lula da Silva. (O Globo)

La sentencia implica que Lula queda declarado inelegible, aunque el líder del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) puede recurrir para aplazar su ejecución y ganar tiempo en un intento de llegar a unas elecciones en las que todas las encuestas le sitúan como el gran favorito.
El tercer y último juez: Victor Laus, de Santa Catarina. (Tom C Avendaño)

El juez Leandro Paulsen, revisor del caso Petrobras en la sala y doctorado en España. El hombre cuyo voto condenó definitvamente a Lula.(Tom C Avendaño)

Seguidores del expresidente a las afueras del juzgado. En la única pancarta legible pone "Una elección sin Lula es un fraude". (Foto: Gustavo Granata / EFE)

Antilulistas festejando. (Nelson Almeida / AFP)
El ambiente fuera del juzgado durante el proceso. (Foto: Jefferson Bernardes / AFP)

Si la bolsa brasileña ya había reaccionado bien al juicio a Lula, la ratificación de su condena le ha disparado. A las 16.48h, hora local de Brasil, cuando el juez Leandro Paulsen pronunciaba el voto definitorio, la bolsa de valores de São Paulo subió un 3,35%. (Tom C Avendaño)

Los magistrados han avalado los argumentos del juez Moro para concluir que Lula recibió un apartamento triplex en una playa del litoral de São Paulo como un soborno de la constuctora OAS, beneficiaria de contratos de la petrolera pública Petrobras. Los dos han rechazado las alegaciones de la defensa de que ni Lula ni su familia llegaron nunca a ocupar la vivienda y que de hecho no existe ningún documento que pruebe que el expresidente es su propietario. "La OAS fue el testaferro del verdadero titular del inmueble [Lula]", ha sentenciado el magistrado João Pedro Gebran Neto, quien también consideró que existen "pruebas más allá de lo razonable de que el presidente fue uno de los principales artífices, sino el principal" del sistema de corrupción creado a través de los contratos de la Petrobras. Ese sistema, según los jueces, implicaba el pago de sobornos para financiar al PT y hacer favores personales a algunos de sus dirigentes.

Tanto los magistrados como la fiscalía insistieron en negar que el proceso tenga un carácter político, como vienen denunciando Lula y sus seguidores. "No juzgamos al hombre o al personaje, reconocido estadista, si no a quien cometió delito", señaló Gebran Neto, quien, no obstante, insistió en que los crímenes son más graves por el hecho de que fuesen cometidos por una persona que fue presidente de la República, ya que eso supone una "desestabilización del orden democrático". (El País)

0 comentarios: