miércoles, 24 de enero de 2018

17:19:00
LONDRES, 24 de enero de 2018.- El exmédico estadounidense Larry Nassar recibió este miércoles una condena de entre 40 y 175 años en prisión por haber abusado sexualmente de menores de edad y mujeres, entre las que hay decenas de gimnastas del equipo nacional de ese país.

Luego de que 156 mujeres, la mayoría atletas, presentaron durante seis días su testimonio frente a Nassar, la jueza Rosemarie Aquilina lo declaró culpable y dijo que el acusado "permanecería en la oscuridad por el resto de su vida".

"Acabo de firmar su sentencia de muerte", añadió Aquilina.

La condena exacta será conocida en una audiencia posterior y la defensa tiene 21 días para apelar, según indicó la jueza. 

En su declaración final este miércoles, Nassar reconoció su culpabilidad y dijo que tendrá en mente las acusaciones de sus víctimas por el resto de su vida. Sin embargo, la juez Aquilina expresó que no encontraba sinceridad en su disculpa. (Daily Mail)

Nassar, de 54 años, participó en la preparación de gimnastas para cuatro ediciones de los Juegos Olímpicos.

Formó parte del programa de gimnasia de Estados Unidos desde finales de la década de 1980 hasta julio de 2015, cuando el cuerpo rector nacional de este deporte lo despidió.

Las destacadas deportistas Simone Biles y McKayla Maroney, ganadoras de medallas olímpicas, fueron algunas de las que lo señalaron públicamente.

Fue encarcelado en diciembre por tres cargos relacionados con posesión de imágenes de abuso sexual infantil que fueron encontradas en su computadora.

Ese delito lo llevó a recibir una condena de 60 años de prisión.

Tratamientos falsos

Nassar escuchó 156 testimonios en su contra pronunciados en el tribunal por las afectadas, algunas de ellas del equipo olímpico estadounidense de gimnasia.

Aseguraron que Nassar abusó sexualmente de ellas bajo el engaño de que tenía que practicarles tratamientos médicos necesarios.

La fiscal Angela Povilaitis dijo en su alegato final que Nassar abusó sexualmente de niñas hasta de 6 años.

Uno de sus abusos consistía en penetrarlas con sus dedos sin guantes, "no para tratarlas médicamente, sino por su placer".

"Robó la inocencia de las víctimas, mintió sobre su propia inocencia y engañó a padres, a la comunidad y al mundo sobre la confianza en los médicos", dijo Povilaitis.

En su declaración final este miércoles, Nassar reconoció su culpabilidad y dijo que tendrá en mente las acusaciones de sus víctimas por el resto de su vida.

"Sus palabras me han afectado significativamente y me han conmocionado. Pero también reconozco que lo que siento no es nada comparado con el dolor, trauma y destrucción emocional de todas ustedes", dijo.

"No hay palabras para describir cuán profundamente lamento lo que ha ocurrido", añadió.

El año pasado, Nassar ya se había declarado culpable de las acusaciones que le hacían las gimnastas para que "la comunidad avance y se detenga el sufrimiento".

"Lamento mucho que esto se convirtiera en un fósforo que provocó un incendio fuera de control", dijo entonces.

Sin embargo, la juez Aquilina expresó que no encontraba sinceridad en su disculpa de este miércoles ni en una carta que escribió Nassar el año pasado.

La juez arrojó la carta al piso desde su estrado antes de pronunciar su veredicto. (BBC Mundo)

0 comentarios: