domingo, 7 de mayo de 2017

13:30:00
MOSCÚ, Rusia, 7 de mayo de 2017.- El estadista francés y líder del partido En Marcha, Emmanuel Macron, se convierte en el presidente más joven de la Quinta República Francesa.

El candidato socioliberal Emmanuel Macron ganó las elecciones presidenciales francesas con unos 30 puntos de ventaja sobre su rival, la ultraderechista Marine Le Pen, según las primeras proyecciones de los institutos demoscópicos.

De acuerdo con las estimaciones sobre voto real ofrecidas por los medios franceses, Macron obtuvo un 65.5 % de los votos, frente al 34.5 % que consiguió Le Pen.

Macron nació el 21 de diciembre de 1977 en Amiens, Francia, en una familia de médicos.

Acabó el bachillerato en el liceo Henri IV, de París, uno de los mejores de Francia.   
       
Obtuvo el título de licenciado en Filosofía en la Universidad de X-Nanterre, se graduó del Instituto de Estudios Políticos de París, de 2002 a 2004 hizo estudios en la Escuela Nacional de Administración (ENA).

De 2004 a 2008 trabajó como inspector de finanzas y de 2008 a 2011 como banquero de inversiones.

De 2011 a 2012 Macron cumplió las funciones de gerente del Banco Rothschild.    
   
Los resultados. (Le Monde)

Mientras trabajaba en el banco impulsó su carrera política y ya en 2012 fue nombrado secretario general adjunto del Elíseo, puesto que ocupó hasta 2014.

Del 26 de agosto de 2014 al 30 de agosto de 2016 ocupó el puesto de ministro de Economía de Francia.

En Marcha

El 6 de abril de 2016 fundó en Amiens el movimiento En Marcha, y siete meses después —el 16 de noviembre— anunció que se postularía a la presidencia de Francia.
Festejo de los partidarios de Macron.

Como líder de En Marcha, Macron propone bajar el desempleo del 10% al 7,7% para 2020, aumentar pensiones y subsidios para discapacitados.       

Sugiere también aumentar el gasto militar hasta el 2% del PIB del actual 1,79%.
En su programa Macron defiende el mercado único europeo y en particular propone crear un presupuesto específico para la zona euro.

Además, aboga por reforzar el programa europeo de movilidad académica Erasmus.

Prioriza defender los intereses de la Unión Europea y de sus ciudadanos, especialmente tras la salida del bloque del Reino Unido.

Macron cree que se debe dialogar con Rusia, sin embargo ocupa una posición considerablemente más dura que Marine Le Pen.

El ex ministro de Economía ha dicho que no buscará un acercamiento con Rusia ya que en su opinión EEUU es un aliado histórico de Francia.

Revuelo en prensa

La carrera y la vida privada de Macron generan gran interés en los medios de comunicación.
Macron siempre habla con ternura y cariño sobre su mujer Brigitte Trogneux, de 64 años, que le acompañó en su carrera hacia el Elíseo.

Los medios franceses no dudaron en criticar no solo el físico de Brigitte y la diferencia de edad entre los esposos.

La figura de Macron también apareció en el contexto de una investigación por supuesto favoritismo en la concesión de un contrato durante su viaje a Las Vegas (EEUU) en 2016, cuando era ministro de Economía.

Entonces Macron se encontró con dirigentes de diversas empresas emergentes francesas en esa ciudad estadounidense.

La velada fue encargada al grupo Havas por Business France, organismo de promoción de la tecnología francesa dependiente del Ministerio de Economía, entonces dirigido por Macron.
El costo total de la velada bautizada como French Tech Night ascendió a 380.000 euros.

Entre las dos rondas

Tras ganar la primera vuelta de las presidenciales con el 24,01% de los votos, frente al 21,30%de Le Pen, Macron recibió el apoyo decidido del Gobierno francés.

También expresaron la intención de votar por Macron dos de los candidatos que quedaron eliminados, François Fillon (Los Republicanos) y Benoît Hamon (Partido Socialista).

Además de Los Republicanos y el Partido Socialista —que son actualmente las dos principales formaciones políticas en Francia— Macron es apoyado por el Partido Comunista Francés, Los Verdes y la Unión de los Demócratas e Independientes.

Muchos de esos apoyos se han traducido en llamamientos a "poner una barrera" al Frente Nacional, encabezado hasta el 24 de abril de 2017 por Marine Le Pen y considerado como un partido de extrema derecha, aunque sus dirigentes habitualmente lo niegan.

El 3 de mayo los candidatos se enfrentaron en el último debate televisivo de cara a la jornada electoral, que la prensa francesa e internacional calificó como "violento" e incluso "brutal".

Ambos presentaron sus visiones sobre 12 temas como impuestos, relaciones internacionales, Europa, seguridad y terrorismo, entre otros, a menudo de manera muy agresiva que iba hasta insultos. (Sputnik / La Vanguardia)