domingo, 7 de mayo de 2017

07:38:00
PARÍS, 7 de mayo de 2017.- 47 millones de franceses están llamados este domingo a las urnas en unas elecciones cruciales para toda Europa. Francia elige entre dos modelos antagónicos: el del candidato de centro, el europeísta Emmanuel Macron, y la ultraderechista Marine Le Pen. El primero parte como favorito en todas las encuestas después de que los partidos tradicionales de izquierda y derecha fueran barridos en la primera vuelta. 


Los franceses eligen hoy entre dos modelos antagónicos, el del europeísta Macron, y el de la ultraderechista Le Pen. (AP)

Los colegios electorales de la Francia metropolitana han abierto este domingo a las 08.00 horas (06.00 GMT) para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Los sondeos dan una clara ventaja al socioliberal Emmanuel Macron frente a la ultraderechista Marine Le Pen para alcanzar la Presidencia.

A las 12 del mediodía, los datos de participación (28,23%) habían bajado algo más de dos puntos frente a 2012. En 2012 fue del 30,66 %. No obstante, la participación es casi idéntica a la de la primera vuelta (28,54%) del pasado 23 de abril, según los datos del Ministerio del Interior.

Junto a los colegios de los territorios de ultramar, que habían abierto el día anterior -comenzando por el archipiélago de Saint-Pierre y Miquelon-, hay 66.500 centros de voto en los que los 45,67 millones de electores franceses censados podrán depositar su sufragio.

Marine Le Pen sale de una cabina electoral en Henin-Beaumont. (AFP)

¿Con quién gobernaría Le Pen? La candidata ultraderechista ya ha anunciado que su primer ministro sería Nicolas Dupont-Aignan, diputado soberanista y euroescéptico, presidente de una pequeña formación de inspiración gaullista (Debout la France), que formó parte de distintos Gobiernos de la derecha durante los noventa. Candidato a estas elecciones, obtuvo el 4,7% de los votos en la primera vuelta. Para completar las filas de un ejecutivo encabezado por Le Pen, suenan otros nombres. Por ejemplo, su director de campaña, el senador David Rachline, o el vicepresidente del Frente Nacional, Florian Philippot, uno de sus hombres de confianza. La prensa francesa cita también a Philippe de Villiers, presidente del partido soberanista Movimiento por Francia, y el diputado conservador Henri Guaino, que solía escribir los discursos de Sarkozy. Los dos han mantenido un misterioso silencio respecto a sus intenciones de voto. En cambio, la candidata del Frente Nacional dejaría fuera del Gobierno a su sobrina, la diputada Marion Maréchal-Le Pen, de 27 años, según informaciones de la prensa francesa.

Macron vota en un colegio de Le Touquet, acompañado de su esposa. (AFP)

¿Con quién gobernaría Macron? El candidato centrista tiene dos perfiles en mente para ocupar el cargo de primer ministro. “Un hombre y una mujer”, según ha dicho. En el primer caso, el elegido podría ser Richard Ferrand, de 54 años, hasta ahora diputado socialista y secretario general de En Marche!. Personalidades como el alcalde de Lyon, Gérard Collomb, y el actual ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, también suenan en las quinielas como posibles nombres fuertes. Si la escogida es una mujer, la prensa francesa ha apuntado a nombres como Christine Lagarde, directora gerente del FMI, o Anne-Marie Idrac, secretaria de Estado con Chirac y Sarkozy. Macron podría rescatar de las filas de la derecha a diputados como Bruno Le Maire, Christian Estrosi o Édouard Philippe para su Ejecutivo, o bien al presidente regional Xavier Bertrand. El líder centrista François Bayrou podría ocupar un ministerio de envergadura. Otra figura importante del centroderecha francés, Jean-Louis Borloo, exnúmero dos del Gobierno con Sarkozy, también se ha prestado a colaborar con Macron.

Francia está en estado de emergencia a causa de la amenaza del terrorismo, por lo que hoy se ha desplegado una gran operativo policial. 57.000 policías, gendarmes y militares velan por la seguridad durante los comicios. Sin embargo, los ciudadanos van a votar con total normalidad y hasta ahora no ha habido incidencias reseñables, con la excepción del acto de protesta de las activistas de Femen contra Le Pen.

Policías cubren a una de las activistas de Femen. (AFP)

François Hollande ha votado, por última vez como jefe del Estado, en su feudo electoral de Tulle, en el departamento de Corrèze (centro del país). (Reuters)

Un hombre vota en Lyon, Francia. (Reuters)

La Policía francesa ha evacuado la explanada frente al Museo del Louvre, donde Macron celebrará esta noche la velada para recibir los resultados de la segunda vuelta de las presidenciales. Según la Prefectura, se trata de una «verificación» por la que se ha establecido un perímetro de seguridad, pero que «no hay nada alarmante». Fuentes de la campaña de Macron han señalado que el desalojo se ha producido cuando los perros de la policía adiestrados para buscar explosivos detectaron «bolsos sospechosos» dentro del control rutinario de seguridad que estaban realizando. Una testigo ha relatado a Efe cómo el perímetro con el que las fuerzas de seguridad han acordonado la zona es cada vez más amplio y llega ya casi hasta la orilla del río Sena. (El País / EFE / ABC)