viernes, 21 de abril de 2017

11:53:00
PARÍS, Francia, 21 de abril de 2017.- Xavier Jugelé nació en Bourges el 4 de mayo, 1980, y en pocos días habría celebrado su cumpleaños y un nuevo trabajo: de policía de tráfico, asignado a mantener el orden público, habría pasado al sector judicial. Así lo informa el diario francés Le Figaro. En la tarde del 20 de abril estaba terminando su turno en el servicio de seguridad en frente de un centro cultural turco situado en el número 102 en los Campos Elíseos, en París, cuando fue alcanzado por los tiros de un Kalashnikov que detonó un hombre que bajó de un coche en el centro el bulevar. En el ataque, a continuación reclamado por el ISIS, otros dos agentes resultaron heridos, así como un turista alcanzado por algunas astillas. Xavier estaba en el suelo, donde hoy, entre las marcas de las boutiques más importantes del mundo, alguien dejó una flor. La enésima.

Xavier Jugelé. (Foto Flag!)

"Estoy feliz de estar aquí", dijo en una entrevista a People el 12 de noviembre durante el concierto de Sting con motivo de la reapertura del Bataclan. 'Es simbólico, estamos aquí como testigos, para defender nuestros valores civiles y este concierto celebra la vida, decir no al terrorismo". En la misma entrevista, el oficial de policía afirmó haber ido al Bataclan muchas veces, incluso en la noche del 13 de octubre, como uno de muchos agentes llamados a responder a la emergencia.

Un compromiso, el del oficial, que ejercía no sólo en la profesión -el pasado 20 de enero lo habían distinguido por evacuar un edificio en París después de una explosión - sino también en la vida privada. Además del reconocimiento nacional del sindicato de la policía, Xavier era parte de Flag!, la asociación de lesbianas, gays, bi y trans de la policía y la gendarmería. Tenía una pareja de hecho legal (las uniones civiles en Francia han estado en vigor desde 1999), pero ningún hijo.

El Gobierno y la ciudad de París lo homenajearán la próxima semana, en una fecha aún no se ha acordado, y ya al día siguiente sus colegas colocaron una ofrenda floral en el lugar de su muerte y el Consejo Regional de Ile-de -France observó un minuto de silencio. Mickael Boucheron, presidente de la asociación Flag!, dice a La Repubblica: "La noticia de la muerte de Xavier nos ha dejado en estado de shock. Muchos lo conocíamos bien porque estaba inscrito desde hace dos años y frecuentaba la asociación. Por el momento no hemos organizado ninguna conmemoración especial, aparte del homenaje efectuado hoy, y nos reservamos el derecho de hacerlo en el futuro. Confirmo que iba a cambiar de sector la próxima semana". (Benedetta Perilli / La Republicca)