viernes, 9 de diciembre de 2016

17:02:00
ALBUQUERQUE, Nuevo México, 9 de diciembre de 2016.- Herida de gravedad, una madre de Albuquerque luchó en vano por salvar a sus hijos luego de que un pistolero los atacara durante una discusión dentro de su hogar, en algo que la policía describió como un acto brutal y violento.

El jefe de la policía confirmó durante una conferencia, este martes, que los niños, los cuales tenían edades de 5 a 9 años, fueron asesinados, mientras la madre permanece en estado crítico pero estable, luego de que el lunes por la noche ocurriera la tragedia.

El asesino George Daniel Wechsler.

Investigaciones preeliminares sugieren que la familia fue atacada por George Daniel Wechsler, de 45 años, quien al parecer tuvo una corta relación con la mujer, de 36 años.

Las autoridades creen que Wechsler forzó su entrada a la casa y esperó a la familia para luego dispararles. Agregaron que Wechsler le había pedido permiso a ella para darle a los niños regalos en Navidad, a lo que la mujer se negó repetidas veces.

Wechsler fue encontrado inconsciente luego de dispararse a sí mismo. Murió en el hospital.

La casa donde vivían los niños.

El hombre ya tenía historial criminal, incluyendo ataques físicos así como acecho y acoso.

La mujer, pese a estar herida, luchó por proteger a sus hijos, añadió la policía.

Siendo la única testigo, los investigadores no han podido hablar con ella para así armar los eventos que causaron el tiroteo.

La ciudad se ha conmovido por este caso, incluso la gobernadora, Susana Martinez, se pronunció al respecto.

Los hechos comenzaron alrededor de las 6:30 de la tarde del lunes. Una mujer llamó por ayuda, diciendo que escuchó disparos desde una casa en el vecindario Four Hills, al sureste de Albuquerque.

En minutos arribaron oficiales al lugar, encontrando a la madre y sus niños, un pequeño de 5, una niña de 6 y otro niño de 9 años, todos con heridas de bala. No queda claro en que orden fueron atacados.

Dan los nombres de los niños asesinados

3 días después del tiroteo fatal en Albuquerque, la ciudad más grande de Nuevo México, la policía al fin reveló los nombres de los menores que murieron en su hogar, pese a los intentos de su madre por protegerlos.

Elijah Mascarenas, de 5 años, Olivia Mascarenas, de 6, y Ian Mascarenas, de 9 años, murieron el lunes debido a las heridas de bala. (Vanguardia)