jueves, 14 de julio de 2016

08:01:00
Bajo Reserva / Periodistas El Universal


Después de un par de semanas de vacaciones, el ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, regresó a tierras mexicanas. Nos dicen que de inmediato convocó a su grupo compacto, algunos de ellos diputados y ex legisladores, para analizar y discutir el contenido del discurso del nuevo líder priísta Enrique Ochoa Reza, el que pronunció el martes y que se repite en los medios de comunicación. Por el momento, ninguno de los asistentes a la reunión ha dicho cuál fue la lectura del sonorense sobre los posicionamientos de don Enrique. Lo que sí está claro es que don Manlio no se quedará en su casa a leer periódicos y novelas, a ver la TV o a conversar con sus amigos de viejas glorias, de tantas batallas políticas y de experiencias en la conducción
legislativa, nos comentan.

Confección del mensaje de Ochoa Reza

Ahora que le hablamos del mensaje del nuevo líder tricolor, nos comentan que las ideas fuerza de sus cuartillas fueron confeccionadas en el equipo de una de sus muy, pero muy cercanas amigas: la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu. En este espacio, le dimos a conocer que doña Claudia fue de las entusiastas asistentes al Auditorio Plutarco Elías Calles, para ser testigo de la unción de su amigo, con el que también se identifica generacionalmente. Y nos comentan que Enrique Ochoa Reza llegó a las oficinas centrales del PRI con un texto que, en gran parte, salió de las instalaciones de la Cancillería.¿Será que la diplomacia mexicana será la redactora del proyecto electoral del joven dirigente?

Mancera, fiel de la balanza

Ante la falta de votos, líderes morales y tlatoanis, un personaje que no milita en las filas del PRD comienza a ser el fiel de la balanza para la elección de la nueva dirigente del partido: el jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera. Entre los gobernadores perredistas corrió la especie de que el acuerdo final será que Alejandra Barrales, la carta fuerte de Mancera, sea la presidenta, y Beatriz Mojica, la apuesta de los Chuchos, permanezca en la Secretaría General. Nos dicen que en la corriente Nueva Izquierda, los Chuchos, todavía hay cierto pataleo. Sin embargo, Jesús Ortega, jefe de la tribu chuchista, se dio una vuelta el miércoles por las oficinas del jefe de Gobierno, allá por el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. A todo esto, los consejeros nacionales tienen una cita el sábado para elegir a su líder. ¿Y será que ya llegaron a un arreglo?

Dos felicitaciones de Peña Nieto

El presidente Enrique Peña Nieto llegó ayer en helicóptero al centro de manto de la corporación, ubicado en Iztapalapa, para participar en la ceremonia por el Día de la Policía Federal. Nos comentan que cuando baj´´o de la aeronave le dio un abrazo al comisionado nacional de la PF, Enrique Galindo Ceballos, y le dijo que lo felicitaba dos veces. Sorprendido por la doble felicitación, don Enrique escuchó atentamente la explicación del jefe del Ejecutivo. La primera, le dijo, es por el Día del Policía Federal y la segunda, "por tu santo, tocayo". Entonces, nos dicen, Galindo recordó que el 13 de julio se celebra a San Enrique. ¿Cómo le quedó el ojo?