jueves, 14 de julio de 2016

22:25:00
TICUL, Yucatán, 14 de junio.- Las familias de las señoras Sonia María Noh Canché y Dalia Rebeca Poot Pech tendrán pronto cuartos adicionales a través de la estrategia Mejorar,  vigente en los 106 municipios del Estado, con lo cual dejarán de vivir con problemas de hacinamiento.

Ellas son dos de las 66 familias de este municipio beneficiadas con este programa de impulso a la infraestructura social y básica quienes recibieron la visita del director general del IVEY, César Escobedo May, durante una gira de supervisión del avance en la construcción de estas acciones.

Doña Sonia, quien estaba acompañada de su nieta Valentina Margarita Puch Poot, de apenas año y medio de edad, dijo que el programa ha sido de mucha ayuda para ella, pues en la humilde vivienda en que viven, con endebles paredes de palos y plásticos, y techo de láminas de cartón, viven su esposo Pedro Lamberto Poot Bah y sus hijos Sonia Guadalupe, Pedro Damián y Juan Alberto, de 20, 17 y 14 años de edad.

Beneficiaria de "Mejorar" en el nuevo cuarto que se le construyó.

“Mi esposo trabaja como acomodador de carritos en un centro comercial y gana 100 pesos a la semana, lo que sirve para la mantención de la familia y para ayudar en la cura y atención de mi otro nieto, hermano de Valentina, quien se encuentra hospitalizado desde hace 8 meses, ya que sufrió un infarto a sus tres años y quedó semiparalizado”, manifestó.

“Con todos esos gastos que tenemos y lo poco que es el sueldo, difícilmente hubiéramos podido construir un mejor espacio donde vivir, pero gracias a Mejorar pronto vamos a tener un cuarto más seguro”, añadió.

La beneficiaria consideró que el programa implementado por el titular del Ejecutivo estatal es muy bueno porque realmente cumple con los objetivos de ayudar a las personas que sí lo necesitan.

En respuesta, el director del IVEY le comentó que el programa implementado por el Gobernador Rolando Zapata Bello tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de los yucatecos que se encuentran en una difícil situación económica, al permitirles contar con un cuarto adicional para evitar el hacinamiento en que viven, así como para que tengan mejores condiciones de salud, pues lo que se busca es que tengan un mayor bienestar.

Posteriormente, Escobedo May acudió al predio de la señora Dalia Rebeca Poot Pech, quien comentó al funcionario que es madre soltera y que trabaja como niñera, pero que con el sueldo que gana semanalmente difícilmente hubiera podido construir un espacio más agradable y seguro.

“Tuve tres hijos, pero lamentablemente uno de ellos, el más pequeño, falleció hace tres años y durante el tiempo que estuvo enfermo tuve gastos que complicaron mi situación, ahora tengo que ver que mis dos hijas Dalia Araceli y Salet Alejandra Huchim Poot -de 12 y 10 años, respectivamente- vivan mejor y salgan adelante”, le comentó al funcionario.

Dijo por último estar muy contenta y agradecida por ser una de las beneficiarias de Mejorar, programa al que catalogó como muy bueno pues realmente ayuda a las personas que más lo necesitan.