miércoles, 27 de julio de 2016

16:37:00
Pedro Echeverría V.

1. ¡Qué chistoso e ignorante el tal Aurelio Nuño –secretario de Educación- al reunir a gobernadores del PRI, PAN, PRD, para aprobar la reforma educativa privatizadora! Seguramente la próxima reunión será de senadores, luego de diputados, después burócratas, y así hasta reunir a todos los empleados de gobierno que de educación no saben absolutamente nada, pero que tal de discursos para la televisión. Frente a las batallas de la Coordinadora (la CNTE) con dirigentes y especialistas, cuya ocupación por muchas décadas ha sido en el campo educativo, los Peña Nieto, Osorio, Nuño y los INEE y demás subordinados, al abrir la boca sólo pueden salirles bobadas.

2. Los líderes espurios del Sindicato (SNTE) sí saben un poco de educación, pero la manejan al revés, es decir, en lugar de ponerse de frente lo hacen de nalgas. En lugar de defender a los maestros se pelean por ser arrastrados (como los gusanos) tras el gobierno y el PRI. Imaginen que Hidalgo, Morelos, Guerrero, Juárez, Zapata, Villa, en lugar de enfrentar con las armas a los gobiernos de ricos y caciques, se hubiesen acobardado y se hubieran arrastrado frente a ellos. No tendríamos México, ni patria ni matria. México está jodido por la explotación y opresión, pero si España y EEUU nos dominaran formalmente, seríamos más o menos sus esclavos.

3. La pedagogía y la didáctica, los métodos educativos en la escuela –así como otras más asignaturas o técnicas de enseñanza- son simples materias dependientes de las políticas educativas que determinan los gobiernos en cada sexenio con indicaciones precisas y hasta obligadas de los EEUU. ¿Qué es la política educativa que se aplica en cada país? Son una cantidad de normas que obedecen a los intereses económicos y políticos de cada gobierno. Aunque se inventen consultas al pueblo, las líneas generales de la política educativa tienen obligatoriamente que obedecer a las políticas de gobierno. ¿Mano de obra barata para la explotación?

4. Las persecuciones, represiones, encarcelamientos y asesinatos contra el magisterio son ordenadas desde la cúspide del gobierno que ordena y determina, pero las líneas educativas son de carácter internacional desde que se fundó en 1945 la ONU y al siguiente año la UNESCO. El mejor ejemplo en México fue cuando en 1946 se comenzaron a abandonar los programas educativos de contenido rural para hacerlos urbanos; cuando se retiraron inversiones en el campo para industrializar las ciudades, cuando comenzaron los programas del “bracerismo” migratorio en EEUU y comenzaron a crecer las grandes ciudades en perjuicio del campo.

5. A pesar de investigaciones que una buena cantidad de estudiosos Tonenbaum, Mac Bride, aconsejaban no abandonar el campo en beneficio de las ciudades, los gobiernos mexicanos de manera desesperada entraron a la economía, política, educación de carácter urbano. A partir del presidente Alemán comienzan de manera total los cambios educativos para satisfacer los gobiernos yanquis de Truman y Eisenhower que reclamaban mano de obra barata mexicana para recuperar rápidamente la economía de los EEUU y convertirlo en el país más poderoso del mundo. México cambió radicalmente su política, economía y educación en los años cincuenta.

6. Así que no estén tan preocupados por problemas de pedagogía o didáctica, por el manejo del gis y el pizarrón o por los 180 o 200 días de clases porque todo ello es muy secundario. Las transformaciones educativas tienen que ser de fondo y tienen que ver de manera directa con la política educativa: ¿El sistema educativo debe estar al servicio de la productividad para seguir concentrado la riqueza en unas cuantas manos o debe servir para que la población obtenga con su trabajo buenos niveles de bienestar? ¿La educación debe ser privada para quienes puedan pagar colegiatura y otros gastos, o educación pública y gratuita para todo el pueblo?

7. ¿La educación debe de ser “de calidad” para las élites universitarias y de posgrado o una buena educación para las masas que garantice una cobertura del 100 por ciento a partir de preescolar y primaria? ¿Hacia qué sectores debe ir el mayor porcentaje de presupuesto? Así que los compañeros más destacados de la Coordinadora no deben estar por ahora muy preocupados por la pedagogía o la didáctica sino porque profesores, estudiantes y padres de familia intervengan más de manera directa en el proceso educativo. Que las autoridades sólo garanticen presupuestos y vigilen que estos se apliquen con honradez y honestidad.

8. La educación es un asunto de educadores, de estudiosos y de gente que lleva muchos años metida en el problema. No es un problema de funcionarillos, partidos y aparatos burocráticos de gobierno. Que estos se dediquen a dar patadas bajo la mesa a sus competidores, que se dediquen a arrastrarse como gusanos tras los empresarios y los medios de información. De asuntos que no conozcan lo mejor es que ni se metan ni opinen porque en boca cerrada no entran moscas. Ante la brutalidad de funcionarios la Coordinadora sólo debe preparar bloqueos y manifestaciones de masas como lo ha venido haciendo los últimos tres años y medio. (27/VII/16)