domingo, 29 de septiembre de 2013

21:15:00
EL VATICANO, 29 de septiembre.- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó que el papa Francisco envío 100 mil dólares, a través del Pontificio Consejo Cor Unum, para ayudar a los damnificados por las lluvias, monto que será destinado por medio de las diócesis de las zonas afectadas.


En un comunicado, la CEM indicó que el máximo jerarca de la Iglesia católica está hondamente preocupado por las dramáticas consecuencias por el paso de la tormenta Manuel y el huracán Ingrid en territorio mexicano.

El Episcopado añadió que el Papa dirigió un mensaje de consuelo y solidaridad a México.

De esta manera, señaló, el Obispo de Roma se suma a los esfuerzos de la Iglesia católica en México que ha estado cerca de quienes perdieron a sus seres queridos y se quedaron sin hogar y patrimonio desde el comienzo de la contingencia.

La CEM informó que los obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas, seminaristas, fieles laicos y hombres y mujeres de buena voluntad en México respondieron pronto y con generosidad ante la emergencia.

Además de unirse en oración para implorar la misericordia divina, ayudaron a desalojar a personas en las comunidades en peligro y se sumaron a las tareas de rescate y limpieza, agregó.

"Han instalado albergues y centros de acopio. Han convocado a la solidaridad con los damnificados. Sorteando dificultades y limitaciones de recursos y de medios de transporte, han colectado y distribuido sin descanso y de forma permanente varias toneladas de alimentos, agua, medicinas, ropa y artículos de primera necesidad, a través de catedrales, parroquias y seminarios", destacó. (Ruth Rodríguez para El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario