jueves, 27 de junio de 2013

03:59:00
DIARIO DEL SURESTE, 3 de julio de 1970:

Premio a un Gran Escritor y a un Hombre Superior

Dijo el Discurso de Ofrecimiento el Poeta López Trujillo

La palabra docta y cálida de Clemente López Trujillo sintetizó así la gran fuerza de la personalidad literaria de Ermilo Abreu Gómez: "La crítica ha situado a Abreu Gómez entre los maestros de la prosa castellana, con los grandes mexicanos Alfonso Reyes, Martín Luis Guzmán y Jaime Torres Bodet".


Antes había sentenciado: "Se le rinde este homenaje por el valimiento de su obra vital e intelectual, espejo de fuerza, de bondad y de amor, en el que vemos reflejarse el sentido profundo de nuestra cultura en sus diversos aspectos, y sobre todo en su destilación y cristalización de lo maya en lo yucateco".

Para calificar la personalidad humana del escritor, López Trujillo tuvo los siguientes conceptos definidores y definitivos: "Sería deshonesto hablar de Ermilo Abreu Gómez sin reconocer, pausada y cordialmente, una de sus cualidades: la honestidad: Setenta y seis años de vivir y de soñar y de vivir y de luchar y soñar y morir para seguir soñando. Claridad de su espíritu y honestidad de su conciencia".

Y así, unas veces con la intimidad coloquial de los recuerdos personales, otras con el juicio certero y autorizado, y otras más con el calor emocionado de la frase poética hecha sustancia de oratoria estremecida y alta, el cantor de "El Venado" fue trazando con amor y con ese sentido de la justicia que da lucidez al análisis y serenidad a la valoración del mérito ajeno, la figura humana e intelectual en toda su plenitud, del gran yucateco que se había hecho acreedor al preciado galardón que minutos después iba a recibir de manos del Gobernador Loret de Mola: la medalla "Eligio Ancona".

LA CEREMONIA

Fue en extremo sencilla, cuanto significativa. Concluido el discurso de López Trujillo, que publicaremos íntegramente en nuestra página editorial de mañana, el jefe de Estado prendió al pecho de Ermilo la presea en un acto que fue rubricado con los aplausos de la numerosa concurrencia que colmó el Teatro de la Universidad. Antes, el Rector, Lic. Francisco Repetto Milán, dio lectura al acta levantada en ocasión de la emisión del laudo del Jurado Calificador integrado por él y por los escritores Lic. Jaime Orosa Díaz y Renán Irigoyen Rosado, otorgando la medalla al ilustre autor de Canek. Y para terminar, Abreu Gómez dio lectura a su vez al breve y esencial discurso de recepción del premio, discurso cuyo texto reproducimos íntegramente en otro lugar de esta misma edición.

Concluida la ceremonia, el homenajeado recibió innumerables felicitaciones que agradeció con su modestia habitual.