lunes, 27 de mayo de 2013

12:45:00
Dick Emanuelsson / Argenpress.info

argenpress@gmail.com

La Radio Zamora Libre jugó un papel muy importante para contrarrestar el golpe de estado en abril 2002 y hasta se convirtió en una emisora móvil y se trasladó a las montañas para no ser objetivo militar por parte de los golpistas.

Durante la última década ha seguido su trabajo orientador político-ideológico e instrumento para las luchas sociales, principalmente en la ciudad de Charallave, bastión chapista. Pero la transmisión radial también llega a gran parte del estado de Miranda. Y si vive al otro lado del planeta la puede escuchar por internet: http://www.zamoralibre.radiohd.com.ve/ o http://zamoralibre.blogspot.com/

Conversamos con la periodista Arlenis Aguiler, de Radio Zamora Libre, para tomar el pulso sobre cómo es ser periodista y habitante de un estado cuyo gobernador es el señor Henrique Capriles, excandidato a la Presidencia de la derecha venezolana. Este texto es un fragmento de la entrevista radial completa de 34 minutos.

Entrevista a Arlenis Aguiler, periodista de Radio Zamora Libre en la ciudad de Charallave, 65 Km. al oeste de Caracas en el Estado de Miranda. El gobernador del estado es el ex candidato opositor presidencial Henrique Capriles Radonski (recuadro).



¿Qué lectura haces sobre el resultado electoral del chavismo y de la oposición? ¿En que falló la campaña de Maduro? Porque, como decía el profesor Vladimir Acosta en su análisis, fue una victoria con sabor amargo.

–La derecha viene haciendo una campaña mediática terrible y avasallante durante dos años. Primero contra el comandante Hugo Chávez, luego contra Nicolás Maduro que sólo tuvo 10 días para hacer su campaña.

Creo que se cometieron muchos errores. Nosotros pensamos que se puede hacer una campaña no tan mediática, con buenos artistas, etcétera, pero las reuniones deberían haber sido con los colectivos de trabajo. Veníamos además con una fuerte crisis depresiva, con gran luto encima (por el fallecimiento del comandante Chávez). Y claro, Nicolás no es Chávez, que venía de la cancillería y no tenía el vínculo directo con la gente.

Arlenis Aguiler menciona otras fallas que tienen que ver con gente chavista en alcaldías y gobernaciones, acusados por la misma base chavista de ser corruptos, lo cual desmotivó a mucha gente de trabajar en la campaña electoral por una victoria popular.

“Pero yo creo que hemos cometido errores en el proceso ideológico. Hemos avanzado en lo social. Pero al nivel de consciencia hemos fallado bastante y creo que es la tarea que tiene que prestar Nicolás”.

Como habitante y periodista en el estado de Miranda, ¿qué visión nos das sobre cómo actúa y trabaja el gobernador Capriles?

–Donde yo vivo no lo hemos visto nunca. A veces aparece en la prensa que visitó tal comunidad, llega a unas casas y rápidamente se toma unas fotos y se va.

Dice la periodista que la persona que dirige la gobernación en Miranda es Adriana María D’Elia Briceño, secretaria general de la gobernación, que firma documentos y ejerce el cargo como gobernador, por lo cual varios entes han demandado a Capriles por ausencia total en su cargo como gobernador.

“Se produjo en el Tribunal Supremo de Justicia, a través de su consejo legislativo regional, un recurso de interpretación para ver si se saca a Capriles porque hay una falta absoluta. Se esta pidiendo el Tribunal que se haga una interpretación del hecho porque está totalmente ausente.

“El estado de Miranda es el estado con más índice delictivo y la responsabilidad es del gobernador. Expulsó, como primera medida de gobernador en 2008, a los médicos cubanos de la gobernación. En la campaña electoral demagoga dijo que los iba a nacionalizar.

“Se ha creado en varios barrios de Petare, el barrio más grande de América Latina, un cierto tipo de gueto donde la policía y venezolanos no pueden entrar porque están controlados totalmente por colombianos. La infiltración del paramilitarismo colombiano y el crimen organizado es ahí muy grande”, menciona.

Pero hay otros graves problemas: “Las escuelas del estado Miranda están en el piso. Hay filtraciones de agua, sol y vientos porque los edificios no son mantenidos. Los computadores que el gobierno ha entregado a todas las gobernaciones en Venezuela no fueron entregados a los alumnos en las escuelas y colegios en Miranda, porque las tenían almacenadas en una oficina de la gobernación”.

A pesar de todo, la diferencia entre el gobierno estatal del chavista Diosdado Cabello (2004-2008) y Capriles (2008-) es abismal.

Subraya Arlenis: “Cuando Diosdado Cabello (era gobernador en Miranda) existían becas para los niños con discapacidad, niños escultores, de la cultura, personas de la tercera edad y llegó Capriles y eliminó todo eso. Eliminó el Instituto de Cultura y el Instituto del Deporte de la gobernación y se dedicó de hacer la campaña contra el proceso revolucionario.

“El presupuesto para viajes de los deportistas-alumnos en Miranda fue también borrado por la gobernación, por lo cual el Estado venezolano se vio obligado a aportar esos recursos para que los jóvenes pudieran ir a otros estados en Venezuela para competir y así representar al estado de Miranda”.

El gobierno, para retomar fuerza y población en Miranda, trasladó todo el gobierno a diferentes regiones y parroquias (colonias, barrios) de Miranda. Eso lo aprecia Arlenis Aguiler porque así se pone a trabajar a todo el gobierno, enfrentando los problemas cotidianos de la población. Pero también se desnuda el “desgobierno” de Capriles en un estado donde los asesinatos están a la orden del día.

Subraya la periodista venezolana que Capriles es el jefe de la derecha venezolana, reconocido por la derecha internacional que dirige esa campaña contra Venezuela.

Desde Colombia llegó la noticia que otra vocera de la derecha venezolana, María Corina Machado, visitó a Colombia, donde se reunió con los personajes más destacados tanto de la guerra interna como aliados con Machado y Capriles. El gobierno del expresidente Andrés Pastrana (7 de agosto de 1998-7 de agosto de 2002), recibió al golpista Pedro Carmona como exiliado y se ha aliado con Álvaro Uribe, reclamando que no reconozca al gobierno electo de Nicolás Maduro.

Y fue en el municipio de Hatillo, del estado Miranda, en la finca Daktari de propiedad del contrarrevolucionario cubano-venezolano Robert Alonso, hermano de la cantante María Conchita Alonso, donde fueron alojados 140 paramilitares colombianos. Fueron descubiertos el 5 de mayo de 2004. Pero en vez de ser enjuiciados, fueron dejados en libertad posteriormente por el presidente Chávez como un gesto de “buena vecindad” con Colombia, pese a todas las conspiraciones del Estado colombiano y los gobiernos de turno contra Venezuela y la Revolución bolivariana.

Todas estas maniobras por parte de la derecha están coordinadas con el Departamento de Estado. Arlenis Aguiler dice que el gobierno y los chavistas son conscientes que el guión que maneja el Departamento de Estado es el mismo que ha operado en Siria, por lo cual hacen todo para evitar que el país caiga en una guerra civil dirigida desde afuera.

La perspectiva es complicada. La oposición decía al principio, cuando se oficializó el resultado, que había ganado. Pero las cifras mostraban una diferencia de 1.7 por ciento o casi 300,000 votos.

Es más, como único país del mundo, en Venezuela el ente electoral independiente hace una audiencia de 54 por ciento de los votos el mismo día de las elecciones. Todas las actas y documentos fueron firmados por los representantes, tanto del oficialismo como de la oposición que certificaban la honestidad del proceso electoral.

Ante ese hecho, Capriles reclamó una audiencia de la totalidad de los votos, exigencia que el CNE accedió para la gran sorpresa de Capriles que, cuando comenzó a hacerlo la semana pasada, Capriles se ausentó y afirmó que iba a impugnar las elecciones en el Tribunal Supremo de Justicia.

Capriles no quiere participar, porque sabe que el resultado será el mismo que ya se había visto, lo cual legitimaría la elección del 14 de abril.

¿Cuál es la perspectiva de los próximos meses para superar la crisis y neutralizar a los golpistas?

–Necesariamente hay que avanzar en varios frentes. Uno es elevar la conciencia revolucionaria que ha fallado bastante, para que la gente entienda que esto es un proceso revolucionario.

El Poder Judicial todavía está con varios elementos de la 4ª República que no ha permitido avanzar. Mientras exista impunidad no podemos avanzar en un estado de justicia. Hay que castigar a los culpables de las muertes después del 14 de abril, tenemos más de 200 campesinos asesinados por el poder de la tierra.

Se dice que éste es un proceso pacífico pero no es así porque tenemos todos estos campesinos fallecidos o indígenas desplazados o asesinados. Y en algunos sectores se criminaliza a los movimientos populares que hacen algunas críticas. Eso tiene que acabar y debe haber justicia. Cuando esto se logre, yo creo que será cuando se consolide el proceso revolucionario.

En cuanto a la producción, se ha avanzado en algunos elementos pequeños. Pero hay que avanzar muy rápidamente en producir todos los alimentos. El desabastecimiento que se ha hecho en los productos es criminal para el Estado. No puede depender de la derecha o de un empresario capitalista que distribuya un producto. El Estado es el responsable de distribuir alimentos, aunque te digo también que se han creado fricciones ficticias. Por ejemplo, en Charallave jamás ha faltado la harina para hacer arepas. Son colas gigantescas y los vecinos, con todas esas campañas (mediáticas) que se hacen, acaparan cualquier cantidad de productos.

Otros han hecho “micro negocios”. Yo me encuentro en este momento en un sector y voy por las calles y los buhoneros (vendedores ambulantes) que han obtenido productos, los venden 3-4 veces por encima de lo que cuesta el producto que no hay. Eso tiene que acabar y deben castigar a los responsables.

En un proceso revolucionario, el Estado debe asumir las fábricas, por la fuerza si es necesario, para que nuestras comunidades tengan sus productos.

El Estado tiene que producir. Tenemos todos los elementos y no es por falta de recursos, como en otros países. Aquí se puede comprar las maquinarias, las semillas, tenemos asesoramiento, técnicos y si no los tenemos, los conseguimos. Ahí están los compañeros cubanos, nicaragüenses, argentinos, uruguayos o de Brasil que han venido para esas áreas. Pero vemos que el avance ha sido muy lento. Yo creo que Nicolás tendrá que acelerar con fuerza ese elemento de la producción, no solamente la producción agrícola sino en otra áreas industriales como los electrodomésticos.

Maduro también ha advertido que tendrán la respuesta del Estado los sectores de la oposición que planean tomas de fábricas o paros. “¡Fábrica parada, fábrica tomada!”

Las Universidades están siendo objeto, nuevamente, de la guerra de la derecha para tumbar al gobierno. Las universidades públicas y del Estado no pueden ser objeto de la conspiración.

Escuchar la entrevista completa, que es de 34 minutos, en: https://www.box.com/s/k7rmzw53o68f32z9f03a

                                                                                                                                  www.forumenlinea.com

0 comentarios:

Publicar un comentario