lunes, 27 de mayo de 2013

20:55:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de mayo.- Debido que hasta el momento no existe luminaria de tipo LED para uso en vialidades públicas que cuente con la certificación de cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana expedida por laboratorio autorizado para tal efecto, el Ayuntamiento acordó modificar el punto primero del acuerdo de la sesión extraordinaria celebrada el 26 de abril del año en curso, a fin de que en lugar de las 12,000 lámparas de esa tecnología propuestas inicialmente, se adquiera una cantidad igual, pero tipo cabeza de cobra de 150 watts.

Los regidores de oposición no aprobaron la decisión del Alcalde Renán Barrera Concha.

Esas luminarias se sumarán a las 60,000 lámparas para alumbrado público urbano, tipo cabeza de cobra de 100 watts, que el Cabildo aprobó en la sesión de abril. Las nuevas luminarias sustituirán a las que instaló mediante arrendamiento la empresa AB&C Leasing, cuyo contrato fue terminado anticipadamente debido a los fallos en el servicio prestado.

En sesión extraordinaria que presidió hoy el Alcalde Renán Barrera Concha, el Cabildo hizo notar que después de escuchar las opiniones de los integrantes del Consejo Ciudadano que se instaló para acompañar y vigilar el proceso de adquisición de las nuevas luminarias, la Dirección de Servicios Públicos Municipales solicitó la reconsideración de la compra de las lámparas LED.

Integran el Consejo expertos en la materia así como representantes de cámaras empresariales y ciudadanos.

El Consejo Ciudadano definió también los criterios que se aplicará a las empresas interesadas en presentar sus productos y se precisó que la recepción de ofertas será un proceso incluyente para darle oportunidad a un amplio universo de negociaciones con capacidad de proveer las nuevas luminarias.

Se hizo notar que el 6 de mayo del presente año entró en vigor con carácter de obligatoria la Norma Oficial Mexicana en relación con el uso de luminarias para la vía pública de diodos emisores de luz (LED). Sin embargo, previo a su comercialización y uso, es preciso que ese tipo de lámparas sean certificadas, lo que a la fecha sólo un laboratorio está acreditado para emitir el dictamen respectivo, pero el proceso de certificación es no menor a setenta días, a partir de la entrada en vigor de la norma oficial, por lo que ninguna luminaria cuenta actualmente con ese aval.

Tanta prisa pone en duda las motivaciones del cambio.

Para mayor información, ver sitio del Ayuntamiento de Mérida


y el sitio de AB&C Leasing

0 comentarios:

Publicar un comentario