miércoles, 21 de marzo de 2018

15:40:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de marzo de 2018.-Más de mil 200 personas acudieron a la zona arqueológica de Dzibilchaltún para recibir el equinoccio de primavera, sin embargo el dios Kin (sol en maya) no se dejó apreciar debido a las condiciones climáticas.

Visitantes locales, nacionales y extranjeros, que desde las 5:00 horas se dieron cita en el sitio, no pudieron presenciar el paso del astro rey por la puerta central del Templo de las Siete Muñecas, debido a la intensa nubosidad.


A pesar de que este día no se pudo observar el fenómeno arqueoastronómico, los asistentes, muchos vestidos de blanco, realizaron sus rituales y levantaban sus brazos para iniciar esta estación cargados de energía.

Los paseantes, congregados a lo largo del sac beh o camino blanco, esperaron hasta el último momento con la esperanza de que se pudiera ver el espectáculo de luz y sombra, pero en esta ocasión no mostró la majestuosidad de sus rayos como en años anteriores.

El director General del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), Dafne López Martínez, indicó que en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y diversas dependencias federales y locales, se garantizó la seguridad de los paseantes y el evento concluyó sin algún incidente.

El funcionario señaló que como cada año, para esta fecha, los sitios arqueológicos mayas, sobre todo Dzibilchaltún y Chichén Itzá, reciben a miles de turistas que acuden para presenciar esta maravilla natural.

0 comentarios: