miércoles, 21 de marzo de 2018

19:02:00
BARCELONA, 21 de marzo de 2018.- El rey Mohamed VI se ha divorciado de Lalla Salma, su única esposa hasta la fecha y madre de sus dos hijos. Así lo ha asegurado este miércoles la revista ¡Hola! en primicia, pues fuentes cercanas al palacio real han asegurado que ambos han firmado ya los papeles del divorcio.

La noticia llega el mismo día en el que el matrimonio celebraría su decimosexto aniversario de boda y en medio de rumores de malestar entre ambos, que llevan arrastrando los últimos meses. Todo vino cuando hace unas semanas, el monarca fue operado de una arritmia cardiaca en París y posó en una foto en el hospital junto a sus hijos y hermanas. Ni rastro de su mujer en la imagen.

El rey Mohamed VI y la princesa Lalla Salma.

Desde que se dieron el ‘sí, quiero’ en 2002, la pareja ha sido considerada moderna, y más si se tiene en cuenta los cánones reales de Marruecos. Disolvió el harén real y anunció que no ejercería la poligamia. Además, le gusta fotografiarse con sus súbditos y siempre va vestido de forma excéntrica. Mohamed VI se ha dejado ver poco por su país estos últimos meses, lo que ha levantado sospechas entre sus súbditos.

A Lalla también le gusta dejarse ver en público y ha trabajado como ingeniera en Casablanca. Luce a menudo sus ojos azules y su pelo rojo, pues casi nunca usa hiyab. Esto es algo que, en cierto modo, enfada a los sectores más tradicionales, aunque respetan al máximo a su rey y no hay lugar en Marruecos sin una foto de su monarca. No obstante, no están de acuerdo con este soplo de aire fresco.

Pese a la separación, el matrimonio ha asegurado la sucesión al trono, pues han tenido dos hijos: el príncipe heredero Moulay Hassan, de 15 años, y la princesa Lalla Khadija, que acaba de cumplir 11.(La Vanguardia)

0 comentarios: