viernes, 5 de mayo de 2017

17:43:00
A más de 2 meses, la Contraloría no ha concluido, o no quiere dar a conocer, su investigación sobre el Rastro Municipal

MÉRIDA, Yucatán, 5 de mayo.- A más de dos meses de la salida de Santiago Alberto Alamilla Bazán, director de Abastos de Mérida (Rastro Municipal), y de que la regidora Milagros Romero solicitara se investigue su gestión, la Contraloría Municipal no ha hecho público su informe final respecto a las finanzas de la paramunicipal y, según una trabajadora, continúa la investigación.



El martes por la tarde, el director de Libertad de Expresión Yucatán acudió personalmente a la Contraloría para solicitar hablar con su titular, la Mtra. María Isabel Rodríguez Heredia, quien a pesar de que no habían dado las 3 de la tarde -hora a la que cierra la dependencia- ya no se encontraba en su oficina.

Tampoco estaba su recepcionista, quien nos dijo un trabajador estaba enferma.

El jueves regresamos por la mañana y aunque ya se encontraban su recepcionista y asistente nos dijeron que la Contralora, de nueva cuenta, no estaba.

En ese punto, solicitamos agendar una cita para hablar sobre la investigación a Abastos de Mérida. Tomó nuestros datos la señorita Sandra Juárez, quien indicó que el caso está en investigación por lo cual no pueden dar mayor información.

También dijo que dependiendo de la agenda de la Contralora, señaló, podría ser el área jurídica la que nos reciba, punto en el que insistimos en hablar con ella directamente.

Sin embargo, hoy viernes a las 15 horas, más de 24 horas después de nuestra visita, concluyó la semana hábil sin que se comunicaran con nosotros.

Antecedentes

Como informamos en su momento, Santiago Alamilla Bazán renunció de manera voluntaria al Rastro el pasado mes de febrero. Posteriormente él mismo reconoció en una entrevista pública, y según consta en documentos oficiales, que se autoasignó una liquidación superior al medio millón de pesos tras sólo año y medio al frente de la paramunicipal.

Ésta y otras situaciones, tal como la presunta expedición de facturas irregulares por servicios jamás prestados durante dicho período, están siendo investigadas por la Contraloría, instancia que, según comentan nuestras fuentes de manera extraoficial, debe concluir sus indagatorias en los próximos días. (José Repetto)