domingo, 21 de mayo de 2017

10:30:00
BANGKOK, Tailandia, 21 de mayo de 2017.- Corea del Norte lanzó hoy otro misil de medio alcance a sólo una semana de haber realizado un ensayo similar que responde a la amenaza que realizó Pyongyang de protagonizar un acto de este tipo cada 7 días.

Según el estado mayor surcoreano, el cohete fue disparado cerca de las 5 de la tarde hora local desde Pukchang, a unos 60 kilómetros al noreste de Pyongyang, y recorrió cerca de 500 kilómetros antes de estrellarse en el mar, sin llegar a alcanzar la zona marítima de exclusión de Japón.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha afirmado que la presión económica y diplomática seguirá siendo aplicada a Corea del Norte tras el reciente lanzamiento de un misil balístico.

"Las pruebas continuadas son decepcionantes, inquietantes y les pedimos [a Corea del Norte] que cesen con las mismas", declaró el oficial en una entrevista con Fox News Sunday.

El presidente norcoreano Kim Jong-un y sus generales. (AFP)

Los científicos y técnicos que desarrollaron el misil Hwasong 12, lanzado hace una semana, aplauden al líder norcoreano Kim Jong Un. (KCNA / REUTERS)

La agencia surcoreana Yonhap informó que el nuevo presidente del país, Moon Jae-In convocó como viene siendo habitual una reunión de urgencia de la cúpula militar, mientras que Japón condenaba la acción norcoreana y Washington matizaba que se trata de un cohete de menor alcance que el precedente.

La octava prueba de misil este año

Las repetidas pruebas de misiles norcoreanas -según Yonhap esta es la octava que se conoce durante el presente año- arrojan "agua fría" sobre la pretensión del nuevo mandatario surcoreano para reactivar los contactos entre las dos Coreas, como indicó el ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur en un comunicado.

"Estamos abiertos a la posibilidad del diálogo pero también mantendremos una postura firme ante las provocaciones", se leía en ese comunicado.

Tal Inbar, un experto citado por la página web NK News, reconoció que el progreso del programa de misiles norcoreano es "impresionante". "Quieren conseguir un arsenal disuasorio creíble y el gran paso será disparar a los 'grandes chicos': el Hwansong-13 y después un misil intercontinental (ICBM). No me sorprendería si asistimos a una prueba del Hwansong-13 a lo largo de ese año", precisó Tal Inbar.El diario gubernamental Minju Choson ya advertía este domingo que Pyongyang continuaría con este tipo de acciones como "respuesta a la Administración Trump, que ha perdido por completo el sentido para juzgar la presente situación".

"Lanzaremos muchas más armas 'Juche' -referencia a la ideología dictada por la saga Kim- desde este territorio. EEUU se está comportando de forma irresponsable, intentando presionar a Corea del Norte, justo cuando se puede enfrentar a un ataque nuclear", escribía el matutino.

Una multitud felicita a los militares y científicos norcoreanos

El pasado jueves decenas de miles de personas se congregaron en las calles de la capital norcoreana para acoger a los científicos y militares responsables del lanzamiento del Hwasong-12, el nuevo cohete con alcance de cerca de 4.500 kilómetros que fue disparado el domingo anterior.El principal diario local, Rodong Sinmun, ofreció toda una colección de fotografías en las que se podía apreciar un largo convoy de autobuses transportando a los uniformados que saludaban a la multitud perfectamente alineada en las calles capitalinas que les recibían agitando flores, globos y lanzado loas.

"Todo el país hierve con la noticia. Todas las calles de la capital estaban dominadas por un ambiente de celebración para saludar a los guerreros de la defensa nacional y la ciencia", escribió el periódico.Según los medios norcoreanos, el Hwasong-12 es "capaz de transportar una ojiva nuclear de gran tamaño" y colocaría bajo su rango de acción todas las bases militares de EEUU en Corea del Sur, Japón y hasta la isla de Guam.

En aquel entonces, el propio líder del país, Kim Jong Un, advirtió a Washington que "no juzgue mal la realidad" ya que su territorio continental se encuentran al alcance "de un ataque".Aunque el ejército norteamericano indicó que el Hwasong-12 no parecía reunir las características técnicas de un misil intercontinental (ICBM) que pudiera llegar hasta la costa oeste de EEUU y representaría un inmenso cambio geoestratégico en toda la región, medios especializados como 38th North han alertado que este tipo de pruebas confirman el progreso norcoreano en este sentido."El éxito del Hwasong-12 manifiesta un nivel de rendimiento que nunca se había visto en un misil norcoreano.

No sólo parecen haber probado un misil balístico de medio alcance que podría permitirles atacar la base de Guam, sino lo que es más importante, puede representar un avance sustancial para el desarrollo de un misil balístico intercontinental", opinó la página web que vigila y analiza la expansión del arsenal militar norcoreano. (Javier Espinosa / El Mundo)