domingo, 21 de mayo de 2017

20:30:00
OTTAWA, Canadá, 21 de mayo de 2017.- Los tulipanes llegaron a Canadá en 1945 como un regalo holandés por la acogida de una reina y el nacimiento de una princesa en la ocupación nazi.

Ocho años después y con miles de coloridos tulipanes reproducidos se creó el Festival Canadiense de los Tulipanes, que celebra en Ottawa su 65 edición.

Durante la Segunda Guerra Mundial y por la ocupación nazi en Holanda la familia real vivió unos cinco años en la capital canadiense, Ottawa, donde nació en 1943 la princesa Margriet Francisca, la única personalidad de la realeza nacida en Canadá, quien ahora tiene 74 años.

En agradecimiento a dicha acogida la reina de Holanda Juliana y el príncipe Bernhard regalaron al gobierno canadiense cien mil bulbos de tulipanes, al final de la Segunda Guerra Mundial.

En 1946 la reina Juliana envió a Canadá 20 mil 500 bulbos más solicitando que los tulipanes fuesen desplegados alrededor del Hospital Civil de Ottawa donde dio a luz. La reina holandesa prometió enviar diez mil tulipanes más cada año.


En Canadá el tulipán es considerado como un símbolo de paz y de amistad internacional.

Con la exhibición de más de un millón de tulipanes en diversos jardines de Ottawa y con más de 500 mil asistentes, el Festival Canadiense de los Tulipanes reclama ser el mayor festival en su tipo a nivel mundial.

Este 2017 Canadá está celebrando 150 años de su Confederación como país, para lo cual se creó un tulipán con los colores blanco y rojo de la bandera canadiense.

El festival de tulipanes que se realiza en Ottawa del 12 al 22 de mayo es acompañado por conciertos de música y exhibición de esculturas de tulipanes pintados a manera de cuadros con diferentes temas.


En los jardines del Parlamento Federal, en los bordes del Rideau Canal y en los principales parques de la capital se exhiben miles de estas flores de color, amarillo, naranja, rojo, rosa, blanco, morados y de colores mezclados.

Por toda la ciudad capital se vive una “tulipmanía” con exhibición de ramos de tulipanes, esculturas, “camas” de tulipanes y galletas con la figura de esta flor de seis pétalos.

Este festival es apoyado por el Consejo Canadiense de Jardines a fin de promover a Ottawa como la capital turística de los jardines en Canadá.

El lema de este festival es “Un tulipán, una Canadá”, pero el director del festival Michel Gauthier, quien ha conducido esta celebración por 15 años, adelantó a Notimex que el próximo año, bajo el lema “Un tulipán, un mundo”, se tratará de “exportar” este festival incluyendo la participación de diferentes países, entre ellos México.

El festival, que concluye mañana lunes, se une a la celebración de la Reina Victoria, por lo que se realizará una fiesta de fuegos artificiales. (Notimex)