domingo, 21 de mayo de 2017

11:27:00
NUEVA YORK, 21 de mayo de 2017.- Para algunos aficionados al circo, el sábado fue su oportunidad de despedirse de gratos recuerdos de la niñez y para otros un deseo hecho realidad.

Se acabaron los leones, los tigres y los payasos. ¡Uff! El Circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey comenzó a bajar el telón y para siempre.

Este fin de semana, el circo estadounidense más famoso pone fin a su reinado de 146 años como uno de los espectáculos más sensacionales del mundo.

La compañía matriz de Ringling, Feld Entertainment, había anunciado en enero que este año pondría fin a sus presentaciones.

El sábado en la tarde, bajo un cielo nublado, los admiradores ingresaron en el Coliseo Nassau, en un suburbio de Nueva York, para rendir su último homenaje a un espectáculo icónico.

“Me entristece que llegue a su fin”, declaró Melissa Angevine, de Walton, Nueva York. Ella y su esposo viajaron cuatro horas en automóvil con sus dos hijos para ver una de las funciones del sábado.

Enlace a la página oficial.

“Es un pasatiempo que ya nadie disfrutará, desafortunadamente. Muchos están con sus tabletas, no salen ni ven otro tipo de entretenimiento”.

La función del sábado en la noche fue un espectáculo de grandes felinos, acrobacias en motocicleta, payasos que hacían suertes que desafiaban la muerte, patinadores sobre hielo, cubas de rosetas de maíz y contorsionistas mongoles. Eso fue sólo la primera mitad del show.

“Hoy me convertí en adulto”, dijo Heather Greenberg, de 46 años y de la Ciudad de Nueva York. “Ya no podré ir al circo con mi papá”.

Greenberg, sus padres y tres hijos, junto con su hermana y familia ampliada –12 personas en total– hacían bromas, payasadas y reían mientras ingresaban al espectáculo.

La hermana de Greenberg, Dawn Mirowitz, de 42 años, de Dix Hills, Nueva York, hizo una reflexión seria sobre el futuro sin el circo Ringling Brothers.

“Nunca tendremos la oportunidad de llevar a nuestros nietos al circo”, afirmó ella.

Según los directivos de Feld, la declinación en el número de espectadores así como los elevados costos de operación figuran entre las razones del cierre del circo.

Ringling efectuó esta temporada funciones separadas y una terminó a principios de mes en Providence, Rhode Island.

Las últimas presentaciones de lo que era pregonado como “El espectáculo más grande en la Tierra” tienen lugar el fin de semana, tres el sábado y tres el domingo.

La última función de Ringling se efectuará el domingo en la noche y será transmitida en vivo por Facebook y la página de internet del circo. (AP)