miércoles, 1 de febrero de 2017

18:59:00
WASHINGTON D.C., 1 de febrero de 2017.- El presidente Donald Trump amenazó con enviar tropas a México para detener a los "bad hombres", a menos que el Ejército mexicano haga un mayor esfuerzo para detenerlos. Ello, de acuerdo con un extracto de una transcripción de la conversación telefónica que sostuvo el viernes con el presidente Enrique Peña Nieto y que fue obtenido por The Associated Press.

La transcripción no aclara a quién se refería Trump con "bad hombres" —narcotraficantes, inmigrantes o ambos, ni el tono o contexto de la declaración. Tampoco contiene la respuesta de Peña Nieto.

Aun así, deja entrever la manera como el nuevo presidente de Estados Unidos conduce la diplomacia tras bambalinas. Sus declaraciones indican que, en su trato con los gobernantes de otros países, está usando las mismas expresiones que utilizó durante sus mítines de campaña.

"You have a bunch of bad hombres down there," dijo el Presidente Donald Trump a Peña Nieto, según la AP.

Un portavoz de la Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentario.

La llamada entre ambos mandatarios se realizó con la intención de hacer las paces entre el nuevo presidente y su aliado, quienes tuvieron una serie de diferencias públicas por la insistencia de Trump en que México pague por el muro que Estados Unidos pretende construir en la frontera, algo que México se niega a aceptar.

"Tienen muchos bad hombres ahí", dijo Trump a Peña Nieto, de acuerdo con el extracto visto por la AP. "No están haciendo lo necesario para detenerlos. Creo que su ejército está asustado. El nuestro no, así que podría enviarlo para que se haga cargo".

Una persona con acceso a la transcripción oficial de la llamada telefónica proporcionó un extracto a la AP. La persona la entregó con la condición de mantener el anonimato debido a que el gobierno no ha hecho públicos los detalles de la llamada.

Una periodista mexicana publicó el martes en internet una descripción similar de los comentarios de Trump. El reporte dice que Trump humilló a Peña Nieto en una conversación muy ofensiva.

La Secretaría de Relaciones Exteriores refutó el reporte y dijo que estaba basado "en absolutas falsedades".

"Las afirmaciones que usted hace sobre dicha conversación no corresponden a la realidad de la misma", dijo la cancillería en un comunicado. "El tono fue constructivo y se llegó al acuerdo entre los presidentes de seguir trabajando y de que los equipos se seguirán reuniendo de manera frecuente para construir un acuerdo que sea positivo para México y para Estados Unidos". (AP)