miércoles, 1 de febrero de 2017

18:12:00
MÉRIDA, Yucatán, 1 de febrero de 2017.- Con la firme determinación de hacer valer sus derechos a vivir sin violencia ni discriminación, a tener igualdad de oportunidades, además de contar con educación y atención médica de calidad, América Monserrat Mouriz Ramos, Jessica Uc Tun, Alí Samantha González Ceballos y María Fernanda Chí Maldonado, así como Jonathan Alejandro Méndez Pacheco, se preparan para representar a Yucatán en el 10º Parlamento de las Niñas y Los Niños de México 2017.

Durante su presentación en la sala de sesiones de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral como parlamentarios, los infantes coincidieron en su deseo de hacerse escuchar para que “la Ley General de los Derechos de las Niñas, los Niños y Adolescentes, no sea letra muerta, sino el comienzo del mañana”.

En su intervención, el  vocal de la Junta Local Ejecutiva del INE en Yucatán, CP. Fernando Balmes Pérez recordó que la “democracia nos permite expresarnos y reunirnos libremente y participar en las decisiones que nos afectan.


La democracia, agregó, es votar, dialogar, debatir libremente, hacer valer nuestros derechos, ésta es la importancia de lo que ustedes harán durante la semana en el máximo recinto legislativo del país y lo que han hecho desde que se emitió la convocatoria de este parlamento”.

Ustedes, continuó, han tenido una vivencia privilegiada. Han vivido y participado en procesos democráticos de selección en sus escuelas y después en los distritos electorales federales para llegar el día de hoy aquí, por lo que tienen voz, ideas y posiciones que ya confrontaron en distintas asambleas, aunque estamos seguro que aún tienen mucho más que decir.

Balmes Pérez recordó que además de promover el voto, el INE, también promueve la democracia, entendida esta como “ejercer el derecho a la participación, al diálogo entre y con las autoridades. Ese es el mecanismo que impulsa el INE: el de una nueva cultura cívica, enfocada precisamente al esquema de la vinculación entre la ciudadanía con las autoridades”.

“Este es un gran desafío para los adultos. Porque todo lo que nos digan aquí va aumenta nuestro compromiso y nuestra responsabilidad para generar las condiciones necesarias que les permitan realiza sus proyecto de vida y hacer respetar sus derechos.

Por su parte,  la Legisladora por el Distrito Electoral Federal 01, América Monserrat Mouriz Ramos, recordó que los menores tienen “el derecho a no ser discriminados; que sean respetados sus forma de vida y ser. Para que exista mayor convivencia en nuestro país y en el mundo en general”.

En tanto, la Legisladora del Distrito Electoral Federal 02, Jessica Uc Tun expresó la necesidad de defender  “El valor de la Familia, porque la familia es lo más importante que una persona puede tener. La familia es donde nos enseñan los primeros valores  e inicia la educación. Agradezco que los niños sean escuchados porque formamos parte de la sociedad y hoy mi voz quiero que sea escuchada”.

En su oportunidad la Legisladora por el Distrito Electoral Federal 03, Alí Samantha González Ceballos se comprometió a defender “El derecho a la salud, para que aquellos niños que lo necesitan puedan recibir atención médica.

“Yo he pasado carencias en el Issste con mi mamá. He tenido que esperar mi medicina, he tenido que ir a sacar mi cita y no hay; eso necesita repararse, ya que luego no hay medicina y los niños se están enfermando mientras nadie los está atendiendo, tardan mucho en darles la consulta y yo he pasado muchas cosas así, como mi mamá. Quiero que ya no tengan ese problema”.

Para el Legislador por el 04 Distrito Electoral Federal, Jonathan Alejandro Méndez Pacheco, una de las preguntas principales que debe ser puesta a discusión en el 10o Parlamento infantil es: “¿A cambiado nuestras vidas, de las niñas y los niños, con la entrada en vigor de la Ley General de los Derechos de las Niñas y los Niños y Adolescentes? La respuesta es No”.

“Y es no, porque que día a día nos siguen violando nuestros derechos a una educación de calidad, a  vivir en una familia, a vivir con calidad, sin violencia; a no ser discriminados, a tener igualdad de oportunidades, a tener una atención médica de calidad.

“Por eso gané el concurso, porque quiero defender el derecho de los niños, por eso voy a México, a exigir al Presidente, a los gobernadores, a los diputados, a las escuelas, a los padres de familia, que se cumpla y se respete la ley. Porque un país que no vela por los derechos de la niñez, es un país sin futuro”.

Por último, la Legisladora del Distrito Electoral Federal 05, María Fernanda Chí Maldonado, expuso que su debate se centra en el derecho a la salud de la niñez, ya que “en México hace falta más inversión en infraestructura de calidad. Nuestro país necesita más cobertura, porque las instituciones públicas de salud son insuficientes, así como los medicamentos y los instrumentos que se utilizan”.

“Por eso exhorto a las autoridades a construir más hospitales  bien equipados y con instrumentos para la atención médica. También, a vigilar que los doctores ejerzan su profesión con verdadera vocación, atendido a todos los niños, sobre todos a los más necesitados al no contar con los recursos económicos para ser atendido en las clínicas privadas”.

“Por eso quiero recordarles que la salud es un derecho y no un privilegio y es aplicable a todas las personas, sin importar su condición económica, social, cultural o racial”.

Por su parte, el delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en Yucatán, Prof. Wilberth Chí Góngora, celebró la decisión de los menores por defender sus derechos y pidió ser la voz de toda la infancia yucateca.

También asistieron al encuentro la vocal de  Capacitación Electoral y Educación Cívica del INE Yucatán, Mtra. Irma Moreno Valle; el jefe del departamento de Servicios Educativos de Educación Primaria de la SEGEY, Ángel Orlando Rodríguez Núñez; el legislador local Marbellino Ángel Burgos; la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia (PROMEDEFA), Lic. Irene Torres Ortegón, así como la representante de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY).