miércoles, 1 de febrero de 2017

12:07:00
VARSOVIA, Polonia, 1 de febrero de 2017.- El expresidente polaco Lech Walesa, líder del sindicato Solidaridad, fue un informador del espionaje comunista de su país en la década de 1970, según ha denunciado este martes el Instituto de la Memoria Nacional de Polonia (IPN), un organismo público que investiga los crímenes del nazismo y el comunismo.

La denuncia contra quien obtuvo en 1983 el Nobel de la Paz por su lucha contra el comunismo y en favor de la democracia se basa en las conclusiones a las que han llegado varios grafólogos al estudiar una serie de manuscritos de Walesa recientemente desclasificados.


Walesa «fue un colaborador de los servicios secretos polacos (SB) entre el 29 de diciembre de 1970 y el 19 de junio de 1976 bajo el seudónimo de Bolek, una actividad por la que recibió varios pagos», afirmó el presidente del IPN, Jaroslaw Szarek, al presentar los resultados a que han llegado los expertos.

A juicio de los grafólogos, Walesa es el autor de la firma de recibos en los que acepta pagos a cambio de confidencias, lo que demostraría su vinculación con los servicios de información del periodo comunista.

Según el presidente del IPN, las informaciones proporcionadas por Walesa se centraron en las actividades de sus compañeros en los astilleros de Gdansk.

Los documentos fueron incautados el pasado año a la familia del que fuera el último ministro de Interior del Gobierno comunista, Czeslaw Kiszczak.

Walesa, por su parte, ha negado en reiteradas ocasiones la autenticidad de estos documentos, que ha calificado de «falsos».

El histórico líder del sindicato Solidaridad sí que ha admitido que en el pasado firmó bajo presión un compromiso para convertirse en informador de los servicios secretos, pero insistió en que nunca actuó como tal ni recibió dinero del espionaje comunista.

Los polémicos documentos salieron a la luz el pasado año, después de que la viuda de Kiszczak ofreciese vender al IPN informes de los servicios secretos elaborados durante la década de 1970.

Jaroslaw Kaczynski, el líder del partido que actualmente gobierna Polonia, Ley y Justicia, mantiene desde hace años una agria relación con Walesa, que en numerosas ocasiones les ha llevado a descalificaciones públicas. (EFE)