lunes, 30 de enero de 2017

16:31:00
Imam Azhar Goraya

El Islam es una religión del mundo que habla acerca de paz, tolerancia y hermandad. Es el nombre de la religión que Al-lah (Dios) reveló a santo Profeta Muhammad (sa). El libro santo de los musulmanes se llama el Sagrado Corán. Las fuentes del Islam se encuentran en el texto del Corán, la práctica del profeta Muhammad (sa), y sus relatos.

El Islam es una fe de lógica y ciencia. No presenta ni acepta cosas inentendibles. La magia y brujería caen en esta categoría. La magia se define como “técnica oculta con que se pretende producir fenómenos extraordinarios, contrarios a las leyes naturales, valiéndose de ciertos actos o palabras o con la intervención de espíritus o genios.”

El Islam dice que Al-lah es el Todopoderoso, y nadie puede romper o saltarse las leyes naturales que han sido puestas en el universo usando otras leyes. Sin embargo, el Islam acepta que hay maneras de usar las leyes naturales para engañar, y son conocidas como “ilusiones”. También, hay una manera de extender la influencia de la mente de una persona sobre otras, conocida como “hipnotismo”. Una vez, el profeta Muhammad (sa) hizo referencia a este. Dijo:

“el ojo (que hace influencia) es algo verdadero”

Pero tipos de “magia negra” que pretenden de usar poderes demoníacos no tienen lugar en el Islam. Por esto, no acepta el poder de pociones, amuletos, talismanes, encantos y conjuros basados en lo supernatural.

Según el Islam, no hay una guerra grande entre Al-lah y satanás. Al-lah según el Corán es el Supremo y se encuentra totalmente en control del universo y la humanidad. Satanás no era un ángel caído quien desobedeció a Al-lah, sino que una creación aparte de los ángeles, hecho con la habilidad de desobedecer a Al-lah y con el fin de extender una influencia negativa sobre los seres humanos, al contrario de los ángeles, que ejercen una influencia positiva. Todos llevan a cabo los papeles según el plan de Al-lah.

El propósito de este sistema es dar al ser humano la voluntad y la elección entre lo bueno y malo. Es por elegir lo bueno que un ser humano merece la recompensa de su Señor. Pues Islam no acepta la “magia negra” ni la posesión satánica. Acerca de satanás el Corán dice:

“Y seduce a quienes puedas de ellos con tu voz, y lanza contra ellos tus caballos y tus hombres y asóciate con ellos en la riqueza y en los hijos, y hazles promesas”. Mas satanás no promete sino el engaño. En cuanto a Mis siervos, ciertamente no tendrás poder sobre ellos, pues te basta su Señor como Guardián.

Es decir, que satanás solo puede seducir personas utilizando su influencia, pero no tiene poder directo sobre cualquier persona. Esto iría en contra de la voluntad de un ser humano elegir lo bueno o malo a sí mismo.

En el Islam, efectuamos los cambios en nuestra vida a través de oraciones a Al-lah. El Mesías Prometido (as) dice:

Unos tipos de milagros son de hecho la aceptación de la oración. La fuente de miles de milagros que se habían manifestado por los profetas y las maravillas que siempre han sido mostradas por los piadosos era la oración, y es a través de su efecto que acontecimientos extraordinarios muestran el poder del Todopoderoso. Sabes que era aquel extraño fenómeno que tuvo lugar en el desierto de Arabia, haciendo que cientos de miles de muertos resucitaran en pocos días, que los corrompidos de antaño se inundaran de luz espiritual, los ciegos comenzaran a ver y de las lenguas de los mudos comenzara a fluir sabiduría divina, dando lugar en el mundo a una revolución que jamás ojo alguno vio antes ni oído alguno oyó en el pasado. ¿Adivináis de que se trataba? Fueron las plegarias ofrecidas en noches oscuras de alguien que estaba inmerso en el seno de Dios las que sacudieron al mundo manifestando cosas extraordinarias que parecían imposible en manos de esta iletrada y desamparada persona….”

__________________________

Para aprender más acerca del Islam puede asistir a las clases del Sagrado Corán todos los domingos a las 12 pm. También todos los jueves a las 7 pm y domingos a las 11 am a las reuniones con temática Islámica que se llaman Café, Pastel e Islam.

La Mezquita de la Comunidad Musulmana Ahmadía (Calle 60 x 51 No. 453ª, Centro de Mérida, Yucatán)
999 129 4594 (cel. + whatsapp),  999 924 2222 (mezquita)
comunidadmusulmanaahmadia@gmail.com
www.alislam.es