lunes, 30 de enero de 2017

23:18:00
Nora Pérez, protegida de Miguel Rodríguez Baqueiro

José Repetto

Con el paso de los meses es cada vez más evidente la falta de profesionalismo así como la absoluta ineficiencia y desorden que imperan en el área de Comunicación Social del Comité Directivo Estatal del PAN en Yucatán.

La ineficaz e improvisada labor de Nora Pérez es tolerada por su estrecha cercanía con Miguel Rodríguez, Secretario General del partido.

Boletines fuera de tiempo, mal redactados e incluso con errores ortográficos y de puntuación, que denotan una total falta de estrategia y seriedad se han vuelto la norma.

En ocasiones pueden pasar semanas sin que el partido emita un solo comunicado y meses sin que realice una sola rueda de prensa. Salvo temas muy generales, no se ve un posicionamiento constante y consistente respecto al acontecer diario en la entidad. Amablemente podríamos decir que su labor es ineficaz, por no llamarla nula y desastrosa.

La poca información que el PAN hace llegar a los medios es improvisada y redactada al vapor, muchas veces ni siquiera a modo de boletín sino como dictado en bruto, texto redactado en primera persona, lo cual denota que a la responsable del área simplemente le da flojera darle forma y lo envía tal cual se lo dicta su jefe.

Todo esto se le pasa y perdona a la encargada de Comunicación, Nora Pérez Pech, y a su equipo pues gozan de la protección y cobijo absolutos que le dan su relación con su jefe, el secretario general del partido Miguel Rodríguez Baqueiro, uno de los denunciados en el escándalo de los moches por obras durante su gestión como alcalde de Tixkokob.

Esto quedó manifiesto en el desplegado que el PAN publicó en medios impresos declarando la intención de sus liderazgos de ir juntos de cara al próximo proceso electoral. Su mala redacción y presentación gris y carente de impacto minimizó enormemente su alcance.

Cada día está más cerca el 2018 y el partido necesita preguntarse qué imagen quiere dar con miras al proceso y considerar, de una vez por todas, un muy urgente cambio en el área de Comunicación Social.