lunes, 30 de enero de 2017

22:29:00
WASHINGTON / CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero de 2017.- Starbucks Coffee Company se declaró lista para ayudar y apoyar a sus clientes en México, así como a su personal y sus familias, conforme “sortean el impacto que podrían producir las sanciones comerciales propuestas, así como las restricciones migratorias, los impuestos que podrían gravar sus negocios y su confianza en el pueblo estadounidense”, aseguró Howard Schultz, director ejecutivo de la cadena de cafeterías.

La compañía contratará a 10,000 refugiados en los próximos cinco años en todo el mundo y en EE. UU. dará preferencia a los inmigrantes.

A través de un comunicado, Schultz enfatizó que desde que abrieron su primera tienda en México en 2002, han inaugurado cerca de 600 unidades en 60 ciudades de México que emplean a más de 7 mil personas.


Durante casi 30 años, precisó, Starbucks ha adquirido café de productores mexicanos y señaló que “a finales del año pasado, anunciamos la creación de un Centro de Apoyo al Productor en Chiapas para acelerar nuestra capacidad colectiva para crecer y exportar algunos de los mejores cafés del mundo de esta región de México”.

Eldirector ejecutivo de Starbucks destacó la donación de dos millones de dólares a las comunidades productoras de café en Oaxaca con el fin de apoyar sus medios de subsistencia, seguridad alimentaria y la calidad del agua de éstas. Por ello, hizo hincapié en que “el café es el eje de nuestro patrimonio en común”.

Federico Tejado, director de Alsea en México, operadora de la cadena de cafeterías en el país, comentó que es parte de la cadena generar conexiones humanas alrededor de un café, ofreciendo a todos en sus tiendas y comunidades un lugar de inclusión y optimismo.

Por ello, afirmó, el mensaje emitido por Howard Schultz “nos motiva a seguir aportando al desarrollo y fortalecimiento de la economía en México a través de la marca Starbucks”. (El Universal / El Financiero)