sábado, 12 de noviembre de 2016

22:33:00
CATEMACO / CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre.- Enardecidos por la impunidad tras el levantón que hombres armados vestidos de policías cometieron contra el párroco José Luis Sánchez, ciudadanos de Catemaco, Veracruz, incendiaron el Palacio Municipal, quemaron una patrulla y vandalizaron la casa del alcalde Jorge González Azamar y las oficinas de la CFE.

Y acusan al Presidente Municipal de organizar indígenas como esquiroles.

Por su parte, González Azamar declaró ante los medios que quienes tienen tomado el Ayuntamiento e incendiaron una patrulla y las instalaciones son integrantes de un grupo denominado Organización del Gobierno Autónomo Indígena (OGAI) encabezado por un individuo identificado como Wilfrido Martínez. Estos actos incluyen la quema en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad en el municipio.

El Palacio Municipal de Catemaco en llamas y en el recuadro el P. José Luis Sánchez Ruiz.

El Alcalde fue enfático al señalar que las acciones fuera de la ley “nada tienen que ver con el movimiento católico”, los cuales han realizado manifestaciones pacíficas en contra de las altas tarifas de la CFE en la región.

En dichas protestas, de acuerdo a González Azamar, ha participado dicha organización encabezada por Wilfrido Martínez “que se ha dedicado a violentar en muchas ocasiones”.

En tanto, Aarón Reyes Natividad, coordinador Diocesano de los Medios de Comunicación Social de San Andrés Tuxtla, pidió a los pobladores de Catemaco orar y no caer en la violencia y estar pendientes de las investigaciones de más autoridades pertinentes.

En este momento, Catemaco es un caos, los habitantes se encuentran horrorizados ante los actos vandálicos.

Y la diócesis de San Andrés Tuxtla, en el estado mexicano de Veracruz, informó del secuestro del sacerdote P. José Luis Sánchez Ruiz, de 54 años de edad, quien denunciaba en sus prédicas dominicales la situación de inseguridad que se vive actualmente en la zona.

El sacerdote, señala un comunicado de la diócesis, es Párroco de la Parroquia de los 12 Apóstoles en la localidad de Catemaco. Fue visto por última vez el día 10 de noviembre alrededor de las 5:00 p.m.

El comunicado, firmado por el P. Aarón Reyes Natividad, coordinador diocesano de los medios de comunicación social, señala que el viernes 11 de noviembre por la mañana colaboradores del P. Sánchez Ruiz fueron a la casa parroquial y vieron que la puerta que da acceso a la casa estaba abierta. “En el interior las pertenencias se encontraban desordenadas y el Padre no se encontraba”, refiere.

Asimismo, el texto señala que en sus predicaciones dominicales, el P. Sánchez Ruiz denunció “la situación de inseguridad en Catemaco, y en meses anteriores ya había recibido amenazas”.

El comunicado también recuerda que a finales de octubre e inicios de noviembre, el sacerdote lideró manifestaciones pacíficas por los elevados cobros de energía eléctrica.

“Rogamos a Dios su pronto regreso sano y salvo, confiamos en Dios todo poderoso y misericordioso”, concluye el texto de la diócesis de San Andrés Tuxtla.

Por su parte, la Fiscalía General de Veracruz informó que ya investiga estos hechos.

En el mes de septiembre tres sacerdotes fueron asesinados en la misma semana. El Centro Católico Multimedial señala que, por séptimo año consecutivo, México es el lugar donde más crímenes se cometen contra sacerdotes y religiosos en América Latina.

Entre 2010 y 2016 han sido en total 15 los presbíteros asesinados en el país. (NOTIVER / Referente / aciprensa)