sábado, 12 de noviembre de 2016

16:49:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de noviembre de 2016.- La Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del Estado (FGE) hace un exhorto a la ciudadanía para estar alerta ante un posible incremento de llamadas telefónicas cuyo propósito sea extorsionar a la población mediante engaños y amenazas.

Este fenómeno puede presentar un aumento debido a la celebración del evento comercial conocido como Buen Fin, que se realizará en todo el territorio nacional del 18 al 21 de noviembre próximos, y al pago de aguinaldos que se otorgan en diciembre, periodos en los que el flujo de dinero en efectivo es más intenso.

Ante estas situaciones, las autoridades piden a la población estar alerta ante cualquier llamada proveniente de un número desconocido, por lo que se pide, por ningún motivo, realizar pagos o depósitos bancarios a extraños sin antes verificar la identidad del interlocutor.

En el 100 por ciento de los casos atendidos en la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro se ha comprobado que ninguna de estas llamadas proviene de Yucatán, sino de centros penitenciarios o sus confluencias ubicados en otros estados del país, principalmente de la zona norte.

La UECS de la Fiscalía ha ubicado diversas modalidades de engaño telefónico. Por ejemplo, los delincuentes se hacen pasar por familiares de las víctimas y afirman que se encuentran de visita en el estado o en el país, pero solicitan ayuda económica so pretexto de haber sufrido un accidente u otra situación de emergencia, hechos que son falsos.

También se tiene conocimiento de llamadas en las que los extorsionadores hacen creer que mantienen secuestrado a algún pariente, quien pide ayuda de forma alarmante y cuando el ciudadano da un nombre o datos más personales, utilizan esa información para pedir dinero por su rescate.

Otras llamadas son realizadas por falsos miembros de la delincuencia organizada y amenazan a las personas con tenerlas ubicadas o vigiladas; ante esto, utilizan una serie de engaños para pedir pagos a cambio de no hacerles daño alguno. También se tiene registro de que se hacen pasar por empleados bancarios y de empresas telefónicas, así como policías federales, estatales o aduanales, entre otros.

Finalmente, se hace creer a las personas que han sido acreedoras a algún premio producto de un sorteo o rifa, los cuales son inexistentes y piden dinero para apartar el premio o para poder reclamarlo.

Con base en trabajos de investigación, la UECS ha ubicado que los extorsionadores usan números telefónicos tanto foráneos como de Lada local, para confundir a las víctimas y pretender que llaman desde la misma ciudad.

Sin embargo, en el 100 por ciento de los casos atendidos en la Unidad se ha comprobado que ninguna de estas llamadas proviene de Yucatán, sino de centros penitenciarios o sus confluencias ubicados en otros estados del país, principalmente de la zona norte.

Ante este fenómeno, la FGE pide a la ciudadanía a que, ante cualquier sospecha de ser víctima, se comunique de inmediato al 066 o al 9303250 para recibir orientación adecuada sobre qué hacer y denunciar ante las autoridades competentes.