sábado, 12 de noviembre de 2016

23:31:00
PARÍS, Francia, 12 de noviembre de 2016.- Dos miembros del grupo Eagles of Death Metal, la banda estadounidense que tocaba en el Bataclan la noche de los atentados yihadistas del 13 de noviembre, han sido impedidos de entrar al concierto de Sting que ha servido como reapertura del espacio. La gerencia ha rechazado su presencia por haber realizado declaraciones polémicas sobre la seguridad la noche de los ataques. Su cantante, Jesse Hughes -uno de los vetados en la noche de hoy-, había indicado sus sospechas de que el atentado pudiera haber sido preparado desde el interior de la sala, con la ayuda de los guardias, según dijo en una entrevista a un canal de televisión estadounidense en marzo.

«Ellos vinieron, yo los eché. Hay cosas que uno no perdona», ha declarado Jules Frutos, codirector de la sala, al terminar el concierto de Sting, con el que el Bataclan ha reabierto sus puertas y ha conmemorado el primer aniversario de la tragedia, en la que murieron 90 personas.

Sting en el concierto. En el recuadro,  Jesse Hughes -uno de los vetados la noche de hoy.

Hughes, que ostenta posturas de ultraderecha, ha realizado varias declaraciones polémicas en relación a los atentados. Hace unos meses, en una entrevista a la revista Taki's Magazine, una publicación estadounidense de posturas extremas, aseguró que en el momento de los ataques había musulmanes celebrándolo en la calle. «Los vi con mis propios ojos. En tiempo real. ¿Cómo sabían qué estaba pasando? Tenía que haber algún tipo de coordinación», dijo entonces el cantante, un ferviente partidario del presidente electo estadounidense, Donald Trump. Pese a que Hughes se disculpó, varios festivales franceses cancelaron su participación en conciertos ya programados.

«Se permite cada dos meses hacer declaraciones increíblemente falsas. Es un delirio total, acusar a la seguridad de haber sido cómplice de los terroristas. es suficiente», dijo a principios de semana Frutos, que enterró definitivamente el deseo expresado por Hughes de volver a tocar en el Bataclan. Los dos músicos y el agente de la banda viajaron a París para asistir el domingo a los homenajes oficiales cuando se cumple el primer aniversario del atentado. (AFP)