lunes, 31 de octubre de 2016

11:22:00
LONDRES, 31 de octubre de 2016.- El actor Michael Douglas ha confirmado que su amigo y antiguo compañero de reparto, Val Kilmer, padece cáncer, la misma enfermedad a la que él se enfrentó hace seis años, aunque en el caso del protagonista de películas como Batman Forever y El Santo su diagnóstico no sería demasiado alentador.

"Trabajamos juntos en Los demonios de la noche. La película no salió como yo esperaba, pero me lo pasé muy bien rodándola. Val es un tipo excelente que está pasando exactamente por lo mismo que yo, y la cosa no pinta demasiado bien. Mis oraciones están con él. Ésa es la razón por la que no se le ha visto demasiado últimamente", reveló Douglas durante una entrevista con el presentador Jonathan Ross para el programa An Evening with Michael Douglas grabado en Londres.

Val Kilmer, en una imagen reciente en la que se aprecian las huellas de una traqueotomía. (CORDON PRESS)

En enero del año pasado, una serie de fotografías de Kilmer con lo que parecía ser el tubo de una traqueotomía alrededor del cuello hicieron saltar las alarmas en torno a su estado de salud, aunque el actor negó en todo momento padecer cáncer de garganta, asegurando que había ingresado en el hospital para someterse a una intervención de la que no quiso dar más detalles.

"Me encuentro bien amigos, gracias por todo vuestro cariño y amor. Estoy perfectamente. Y debería aclarar que no tengo ni cáncer ni un tumor", aseguraba en aquel momento a través de su cuenta de Facebook.

A pesar de sus tranquilizadoras palabras, poco después el portal TMZ afirmaba que al intérprete le habían descubierto un tumor en la garganta el verano anterior, el cual no había querido tratarse debido a sus creencias en la Ciencia Cristiana, que descarta el uso de la medicación habitual en favor de rezar.

En el caso de Douglas, la noticia de que estaba luchando contra un cáncer de garganta se hizo pública en 2010, aunque un año después parecía haberlo superado ya tras someterse a un tratamiento de quimioterapia y radiación. Sin embargo, tres años después le volvió a ser diagnosticado un cáncer, en esta ocasión de lengua, un duro momento en el que su mayor apoyo fueron su esposa Catherine Zeta-Jones y sus tres hijos, Cameron (37) -fruto de su fallido matrimonio con Diandra Luker-, Carys (13) y Dylan (16), a quienes tiene con la guapa actriz galesa.

"Tuve que lidiar con la quimioterapia y la radiación en periodos de siete semanas. Mis hijos lo llevaron muy bien. Fui completamente sincero con ellos porque, según avanza el tratamiento, cada vez te sientes más débil y puedes moverte menos. Básicamente tuve que pasar todo el tiempo en el sofá, no te quedan muchas más opciones. Todos me apoyaron mucho, incluida Catherine", explicó Douglas durante la conversación. (El Mundo)