sábado, 24 de septiembre de 2016

19:36:00
GIJÓN / BARCELONA, España, 24 de septiembre.- Bonito gesto de Neymar una vez concluido el partido ante el Sporting en El Molinón. El brasileño se ha acercado a una zona del campo donde había ubicados unos aficionados del Sporting aquejados de diferentes discapacidades y, una vez allí, se ha dirigido a uno de ellos y le ha regalado su camiseta.

Como el chico en cuestión no podía acercarse porque estaba en una silla de ruedas y tenía la movilidad reducida, otro compañero suyo con Síndrome de Down se la recogido y se la ha entregado. Además, ha agradecido su gesto a Neymar con un apretón de manos y un abrazo. El aficionado que ha recibido la camiseta no ha podido contener la emoción y ha llorado con la camiseta de Neymar entre sus brazos. Todo un detalle de categoría del crack brasileño.

Neymar entrega su camiseta a un aficionado discapacitado. (Alberto Morante / EFE)

Escribe Joan Poquí: Pim pam pum. El Barça ha noqueado a un exigente Sporting en El Molinón en el primero de los partidos que tendrá que resolver sin Messi. Un equipo en el que Luis Enrique ha aplicado la gestión de esfuerzos mediante las rotaciones y que ha exhibido oficio para leer correctamente lo que necesiraba el choque. El conjunto azulgrana ha puesto sobre la mesa tres argumentos para asegurar los tres puntos: talento para buscar espacios, pegada para aprovecharlos y control para gestionar la ventaja.

Dos goles de Suárez y Rafinha han abierto la lata y otros tres de Neymar, Arda Turan y otra vez Neymar han redondeado la goleada ante un Sporting en el que ha salido hasta Douglas.

Neymar, como estaba previsto, ha asumido la libertad de movimientos propia de Messi y ha hecho mucho daño en la zaga asturiana, especialmente en el lateral Lillo, muy exigido por el brasileño. la posición de Messi, de teórico extremo derecho, ha sido finalmente para Rafinha, protagonista con un gol y con una actuación muy intensa junto con Sergi Roberto, colosal por esa banda derecha. en la media, descanso para Iniesta y Rakitic con los interiores para un André Gomes cada día más creíble y un Arda Turan que ha sido determinante con la asistencia del primer gol. En la segunda parte, Sergio Busquets, abucheado por el Molinón tras ser agredido por Moi Gómez, se ha ido y André Gomes ha vuelto a ubicarse como medio centro.

Sobre todo, el Barça ha exhibido oficio y concentración ante un rival exigente. Ha aguantado con solvencia los momentos de presión del Sporting, con un Piqué enorme que ha acabado el partido como capitán y ha sido letal en cuanto ha visto un resquicio en el valiente planteamiento del Pitu Abelardo.

El Sporting no ha sido ni la marmórea caja fuerte cerrada a cal y canto que fue el Alavés en el Camp Nou ni el ingenuo Leganés que quiso tratar de tú a tú al Barça. Ni lo uno ni lo otro. Se ha posicionado cerrando espacios pero sin renunciar a subir las líneas de presión cuando al Barça le costaba crear, con mucha movilidad de los dos hombres de banda, Burgui y Moi Gómez, y el media punta, Víctor, formando una especie de línea tres que combinaba la presión alta y la contra con el repliegue.

El conjunto de Abelardo ha tenido incluso sus ocasiones en una falta surrealista cometida por Ter Stegen al calcular mal un salto y coger el balón dentro del área pero acabar fuera. La falta ha sido mal lanzada por Víctor. El meta germano ha rechazado después, ya con ventaja azulgrana, un centro-chut del delantero, Duge-Cop. Los intentos asturianos se han estrellado en una pareja de centrales, Piqué-Mathieu, muy sólida, pero la fortaleza local ha estado en saber mantener la compostura defensiva. Hasta que han llegado los errores. El Barça no los ha perdonado. 

Una contra mal resuelta por Víctor ha propiciado el primer momento en que el Barça ha sorprendido descolocado al Sporting, a los veintiséis minutos. Neymar ha dirigido el ataque azulgrana con pase entre líneas a Suárez, que sin embargo ha resbalado y, cuando ha asistido a André Gomes, la defensa ya estaba colocada. Su chut ha salido alto.

Pero esa jugada ha encendido el motor del Barça. Tres minutos después, un magnífico pase de Arda entre líneas a Suárez tras un mal saque de portería asturiano ha vuelto a pillar al Sporting desajustado y esta vez el uruguayo se ha ido solo hacia el meta Cuéllar, le ha aguantado en su salida y, tras superarlo, ha inaugurado el marcador. Sólo tres minutos más tarde, una maravillosa apertura de Neymar hacia Sergi Roberto ha acabado en centro del lateral y remate de cabeza de Rafinha. Golazo y 0-2.

La reacción del Sporting ha llegado en forma de presión más alta en la segunda parte. El Barça ha sufrido para mantener la situación bajo control, pero ha apretado los dientes para resistir, con el liderazgo en defensa de Piqué. Cuando el Sporting se ha quedado con diez por expulsión de Lora, el Barça ya ha jugado a placer. Neymar ha liquidado el partido tras chut al poste de Paco Alcácer, que ha dado descanso a Suárez; Arda ha marcado el cuarto de cabeza a centro de un Sergi Roberto pletórico; y Neymar ha completad el festival en una fase en que ha sobrado la dureza de un Amorebieta que no mejora con los años. (mundodeportivo.com)