sábado, 24 de septiembre de 2016

00:24:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de septiembre.- El Comité Estatal de Prevención y Combate de Incendios Agropecuarios y Forestales coordina esfuerzos para enfrentar el siniestro detectado en la Reserva Estatal de Dzilam de Bravo, que ha afectado aproximadamente 250 hectáreas.

Durante la reunión extraordinaria de trabajo de este organismo, el jefe de Protección contra Incendios Forestales de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Manuel Mora Ugalde, informó que el incendio, detectado el jueves por la mañana, afecta vegetación de pronta recuperación como tular y secundaria, y no hay riesgos para la población.

Se destacó que la Secretaría de Marina (Semar) proporcionó la aeronave MI-17 para realizar descensos con material retardante para lograr el enfriamiento del sitio. Las incursiones se realizarán con mayor intensidad este sábado.


Para atender esta contingencia, participan más de 70 elementos de Conafor, Semar y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en la coordinación operativa.

La primera evaluación del siniestro se efectuó en tierra por cinco elementos de la Conafor, y por aire con la avioneta de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y elementos de la de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma).

Durante la sesión, participaron representantes de Seduma, Sedena, Semar, SSP y Conafor, así como de la Secretarías de Desarrollo Rural (Seder) y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Bomberos, la Unidad Estatal de Protección Civil (Procivy) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Las llamas han destruido zonas conocidas como Chisascab y Checusan, muy cerca de los límites de Dzilam de Bravo con el vecino municipio de San Felipe. (Gobierno de Yucatán / El Universal / Reporteros Hoy)