sábado, 24 de septiembre de 2016

18:26:00
MADRID / LAS PALMAS, 24 de septiembre.- La noticia saltó en el Estadio Gran Canaria en el minuto 72. Zinedine Zidane decidió sustituir a Cristiano, que no estaba teniendo una buena actuación, por Lucas Vázquez. Nada más ver el cambio, el portugués se dirigió andando al banquillo, serio y mascullando mientras la afición de Las Palmas le abucheaba. Al llegar a la banda, Zidane se dirigió a Cristiano para chocarle la mano y éste le saludó sin ni siquiera mirarle. Después, mientras caminaba al banquillo, se dirigió a Bettoni, segundo técnico.. El descontento del crack era evidente. Javier García Coll, que en Las Palmas desempeñó el papel de delegado por la sanción a Chendo, se acercó al '7' para calmarlo sin conseguirlo. Ya sentado en el banquillo, se quitó el esparadrapo de la muñeca y lo tiró al suelo, enfadado. El marcador era de 1-2. Al final Las Palmas empató a dos. (as.com)

Zidane ya sustituyó esta temporada a Cristiano en el encuentro ante Osasuna. Era el primer encuentro que jugaba el portugués después de recuperarse de la lesión en la rodilla que sufrió en la final de la Eurocopa y el técnico decidió quitarle en el minuto 66. Ya la temporada pasada, Zizou sustituyó a Cristiano en las dos últimas jornadas de Liga: le quitó en el 79' ante el Valencia con 3-1 en el marcador (el partido acabó 3-2) y en el descanso frente al Deportivo (había marcado los dos goles con los que le valió al Madrid para ganar en Riazor). No es habitual ver a Cristiano siendo sustituido. En los 238 partidos de Liga con el Madrid sólo fue cambiado 19 veces (incluyendo la de Las Palmas).

Uno de los momentos importantes del partido fue cuando Cristiano Ronaldo se molestó con Zidane, quien lo sacó al banquillo en la parte complementaria.

"Yo no hablo con Cristiano de cuánto tiene que jugar porque él lo quiere jugar todo" reconoció hace semanas Zidane. En Las Palmas decidió cambiarle en el minuto 71 y el portugués no se lo tomó bien.

El entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane estaba disgustado tras el Las Palmas-Real Madrid porque su equipo se dejó otros dos puntos en cuatro días y lanzó un mensaje de aviso a sus jugadores por la falta de tensión en el empate. (sport.es)

"Es así, en el futbol puedes tener ocasiones de gol pero no es suficiente, hay que luchar hasta el final. Cuando te meten un gol así...", dijo 'Zizou'.

Zidane consideró que el partido había sido diferente al del empate contra el Villarreal "porque entonces tuvimos un mal primer tiempo. Ahora hicimos un buen partido pero cuando te meten dos goles no puedes decir que todo está perfecto", reconoció. "Son dos puntos más que perdemos, pero vamos a seguir".

El entrenador del Real madrid defendió varias de sus decisiones. Por ejemplo, la de hacer coincideir en el campo a Morata y Benzema. "Sí, Morata pueden jugar junto con Benzema. Sacamos a Marcos Asensio y metimos a Karim e incluso Karim marcó" el segundo tanto madridistas. "Pero en el fútbol hay que estar concentrado hasta el final", repirió. "El gol, lo tengo que ver otra vez y lo vamos a analizar pero en general no me puedo quejar".

El otro asunto polémico era la sustitución de Cristiano Ronaldo. Zidane aclaró el asunto aunque se ratificó en su decisión. "No, a Cristiano no lo cambio porque estuviera mal, sino que jugamos otro partido el martes y el tiene que descansar. Estaba jugando bien, como los demás, pero tenía que pensar en el martes".

Sobre el disgusto del delantero portugués, Zidane añadió: "Se enfade o no, vosotros lo interpretáis de una manera. Yo tengo que pensar en todos y en Cristiano en particular". Tra añadir que las cosas serán así toda la temporada, el técnico francés concluyó: "Había que sacarlo de vez en cuando y lo hice hoy, pero no cambia nada de lo que vamos a ir haciendo".




Resumen del partido Las Palmas-Real Madrid

El Real Madrid sigue líder, pero se dejó dos puntos de oro que dejan a su máximo rival, el Barcelona, a tiro de piedra. Los blancos continúan sin jugar bien y ya lo están pagando con malos resultados. Dos puntos de seis ante Villarreal y Las Palmas que penalizan su falta de brillantez.

El Real Madrid salió en tromba consciente de que el Barcelona le había alcanzado en la clasificación tras la victoria horas antes en El Molinón. El técnico de los blancos, Zinedine Zidane, propuso un cambio en el sistema táctico, un 4-2-3-1 con Kroos y Modric en los cuadros de mando, y Marco Asensio por detrás del punta, un Morata que sentó en el banquillo a Benzema. Por bandas, los habituales, Bale y Cristiano Ronaldo.

A los 3 minutos ya se vio que esta vez los madridistas no querían dejar las cosas para el final, como les ocurrió en la remontada frustrada ante el Villarreal, y Modric se la robó a Momo y chutó con potencia, pero estuvo muy atento Javi Varas. Cuatro minutos después, el meta sevillano de la UD Las Palmas se volvió a emplear a fondo ante el cabezazo de Morata a la salida de un córner.

Pero la intensidad del Madrid bajó y los blancos intentaron buscar el gol por otros medios... pero el árbitro catalán Estrada Fernández no 'picó' ante dos reclamaciones seguidas, una mano que en todo caso fue fuera del área, y una 'piscina' de CR7 en una pugna con Macedo.

El portugués estaba obtuso y falló las dos ocasiones siguientes de un Madrid que dio respiro a la UD Las Palmas. Los canarios juegan muy bien al fútbol y cuando bajó la amplia presión blanca empezaron a encontrar espacios. En un solo minuto, el 26, asustaron a Kiko Casilla en dos disparos, primero de Tana y después de Joanthan Viera.

Cuando mejor estaban jugando los locales, llegó el 0-1, cuando Nacho encontró una auténtica autopista por su banda, su chut cruzado lo despejo Javi Varas, pero Marco Asensio estaba muy atento para remachar.

Se las prometían muy felices los madridistas, pero los grancanarios no le perdieron la cara al partido y empataron con justicia solo cinco minutos después. Centro de Momo, prolongación providencial de Vicente Gómez y gol de Tana con un preciso toque con la zurda.

Las espadas quedaban en todo lo alto de cara a la segunda mitad.

Gol de Benzema

El Madrid no fue tan intenso como en el inicio del partido, pero logró reducir los espacios y quitarle el balón a un Las Palmas que se le fue acabando la gasolina. Los primeros minutos de la reanudación fueron anodinos, aunque eso sí, no perdió la ocasión Ramos de hacer una 'zamorana' y seguir la tradición con las manos de los últimos partidos. El árbitro vio la infracción, pero 'curiosamente' la amarilla fue para el local David García, que le reclamó al colegiado la tarjeta para el de Camas.

Quedaba media hora, Zidane se impacientaba y miró al banquillo. Salió Benzema, y aunque a la primera anduvo despistado y no batió a bocajarro a Javi Varas, sí lo hizo en el 67', cuando aprovechó el rechace de Javi Varas a chut de un Cristiano Ronaldo que parecía que había marcado el rival, haciendo hasta un gesto de desaprobación. Poco después fue sustituido y se fue tremendamente fastidiado.

El Madrid tenía, o eso parecía, a su merced a una UD Las Palmas que cogió aire, se aprovechó que los blancos no buscaban la sentencia, y volvió a combinar. Y como en el primer tiempo, a la que tuvo el balón llegó el gol. Lo marcó el 'Chino' Araujo. El exblaugrana superó a Kiko Casilla por insistencia y tras una gran dejada con la cabeza de Vicente Gómez.

Se le acababa el tiempo a un Madrid que se confió... y lo pagó muy caro. No hubo nueva reacción blanca, Benzema envió el balón a las nubes en el descuento, Isco cabeceó fuera en la última ocasión blanca, y se le fueron dos puntos muy importantes. Incluso la última jugada del partido fue para los canarios ante un Madrid tembloroso. Ya notan, y de qué manera, el aliento del Barcelona. (Germán Bona / sport.es)