miércoles, 24 de agosto de 2016

20:20:00
ITALIA, 24 de agosto.- El sismo de esta madrugada en Italia dejaba esta noche 159 muertos, mientras los equipos de rescate continuaban la búsqueda de más víctimas entre los escombros, y miles de personas permanecían en refugios, informó el Departamento de Protección Civil.

Foto: Agencias

La agencia italiana de noticias ANSA reportó que el balance más reciente de Protección Civil precisó que 106 de las víctimas mortales se registraban en la provincia de Reatino, y 53 más en Ascolano, y que hay un número todavía no precisado de desaparecidos.

Luego de precisar que entre los fallecidos figuran al menos cinco niños y personas de la tercera edad, los servicios de socorro relataron que fueron rescatadas dos personas atrapadas entre los escombros del Hotel Roma, que se derrumbó en la localidad de Amatrice.

El sismo de 6.2 grados Richter se registró a las 03:36 hora local (01:36 GMT) de este miércoles, en el centro de Italia, y fue seguido por decenas de réplicas, la mayor de ellas de 5.4 grados Richter casi una hora después de la primera sacudida.

El sismo y las réplicas, que el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV), calificó como “enjambre sísmico”, provocaron derrumbes y caídas de edificaciones en las regiones de Lazio, Umbría y Las Marcas, donde se estimaba que hay mil 500 personas desplazadas.

La situación en la zona del terremoto "sigue con una fuerte actividad, con muchas repeticiones que se suceden en la zona", alertó el INGV, que reportó un nuevo sismo de 4.9 grados de magnitud a las 13:50 de este lunes.

El primer ministro Matteo Renzi, quien declaró este miércoles el estado de emergencia, recorrió en la tarde los lugares afectados, prometió dar prioridad al rescate de las personas atrapadas en los escombros, y agradeció a quienes desde esta madrugada “cavan con las manos desnudas”.

El presidente Sergio Mattarella retornó a su vez de urgencia a Roma desde Sicilia, y declaró dos jornadas de luto nacional.Autoridades de patrimonio cultural expresaron su preocupación por daños reportados en monumentos como la Catedral de Urbino, el monasterio de Santa Clara en Camerino, la Basílica de San Francisco y la iglesia de Sant’Agostino en Amatrice.

Ante el riesgo de que estos daños pongan en peligro las edificaciones, el Ministerio de Bienes Culturales puso en alerta a sus unidades de crisis. (Con información de 20 Minutos / Notimex)