miércoles, 24 de agosto de 2016

00:31:00
MÉRIDA, Yucatán, 24 de agosto.- Con la construcción, a finalizarse antes del 2017, de los pasos a desnivel de la calle 39 (a Los Héroes) y la salida a Tixkokob, ambos en el oriente de Mérida, el Anillo Periférico Lic. Manuel Berzunza y Berzunza pasa a ser, en su recorrido de 50 kilómetros, una vía libre de semáforos.

Vista del distribuidor vial Temozón Norte (foto: José Repetto / Archivo)

Los distribuidores o pasos a desnivel traen consigo varias ventajas para los guiadores y usuarios del transporte público, tales como la eliminación del tiempo de espera en los semáforos y retornos, mayor facilidad para incorporarse a cualquiera de las vías que entroncan en dicho punto y más seguridad para todos los usuarios de las vialidades, en especial motociclistas, ciclistas y peatones.

Ver también: Anillo Periférico de Mérida contará con 23 distribuidores viales.

Aunque con estas dos obras ya no habrá más semáforos, ello no significa que no existan otros puntos que no requieran distribuidores viales donde el Periférico entronca con avenidas del interior y salidas a poblados y comisarías, tales como:

1. Distribuidor vial Chenkú. En el entronque con la calle 11 de Chenkú, la cual lleva a las "gasolineras gemelas" de la Av. Mérida 2000.

En noviembre del año pasado se inauguró una avenida que comunica el Anillo Periférico con el fraccionamiento Gran Santa Fe Norte y entronca a la altura de la calle 11, por lo cual de construirse un distribuidor vial en este punto, deseo que los desarrolladores hicieran manifiesto durante la ceremonia, ambas vías quedarían conectadas.

2. Distribuidor vial Tixcacal. En el cruce de avenida 81 de Tixcacal Opichén / calle 21 de la Comisaría Tixcacal con Periférico. Un paso a desnivel en este punto beneficiaría a los vecinos de las colonias y fraccionamientos del poniente de Mérida.

3. Distribuidor vial Juan Pablo II. Avenida 41 de Juan Pablo II / Carretera a Chalmuch. Esta obra igualmente sería benéfica para los vecinos del rumbo de Juan Pablo II y zonas aledañas.

4. Complejo de Seguridad Pública. En Periférico poniente se encuentran las bases estatales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE), la correccional de menores (CEAMA) y la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), por lo cual un paso a desnivel a modo de retorno o bien, en un futuro, prolongar la avenida Juan Pablo II hasta dicho punto significaría un ahorro en tiempo y mayor seguridad para quienes, por un motivo u otro, tienen que acudir a alguno de esos lugares.

5. Distribuidor vial Avenida 90. Más antiguo todavía es el proyecto de la avenida 90, que seguiría el trazo de los rieles en el poniente de Mérida. En el entronque del Periférico con las vías del tren, casi a la altura del kilómetro 50 y la salida a Umán, queda el único alto total en el circuito. De concretarse este proyecto, el cual se mencionó al menos desde la década de 1980, dicha vía serviría como "desahogo" para las avenidas Benito Juárez, Aviación e Itzaes y requeriría, en un futuro, contar con un distribuidor vial.

También cabe hacer mención del Distribuidor vial Montebello (compacto). Hace algunos años se anunció la construcción de un paso a desnivel en Periférico Norte, a la altura de la avenida 10 de Montebello, sin embargo este proyecto nunca se concretó. Dicha calle y sus alrededores carecen de comercios, únicamente tienen casas de lujo y terrenos propiedad de gente de clase alta por lo cual esta obra no resultaría en un beneficio para el grueso de la población.

Un paso a desnivel en dicho punto sería el equivalente al retorno de la Ceiba en la carretera a Progreso, el cual beneficia únicamente a los residentes del referido y exclusivo desarrollo y a pesar de ello fue construido con recursos públicos durante la modernización de dicha vía. (José Repetto)