miércoles, 24 de agosto de 2016

17:16:00
CIUDAD DE MÉXICO, 24 de agosto.- A fin de fomentar la práctica del deporte y, en particular, la formación de atletas de alto rendimiento en el país, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín presentó este día una iniciativa de ley para propiciar la participación del sector privado en programas que tengan esos objetivos, a cambio de otorgarles estímulos fiscales.


De acuerdo con la propuesta, que entregó el legislador yucateco a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, las personas físicas y morales que aporten recursos a las Universidades e Instituciones de Educación Superior que cuenten con programas para la formación, desarrollo y consolidación de atletas mexicanos de alto rendimiento, lo podrán deducir del Impuesto sobre la Renta que les corresponda pagar a Hacienda en el ejercicio fiscal de que se trate.

“Se pretende focalizar los apoyos a las Universidades e Instituciones de Educación Superior, ya que éstas son las encargadas de fomentar una educación integral, a través de programas educativos multidisciplinarios que incluyen el deporte y la actividad física como elementos esenciales para un desarrollo equilibrado”, subrayó Ramírez Marín.

“Toda vez que el deporte representa un elemento catalizador en la transformación del tejido social y en la calidad de vida de las personas, él que suscribe busca que lleguen más recursos a más mexicanos en este ámbito. Actualmente, los recursos que se han destinado al deporte han sido insuficientes y los resultados lo demuestran”, señaló el legislador en la sesión de la Comisión Permanente.

“Queremos no ver al pasado y contar las medallas que hemos obtenido, sino ver al futuro y contar las medallas que podemos ganar, la primera de ellas en la formación de una juventud de excelencia”, afirmó el vicecoordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados.

“Lo más importante es la integración de la iniciativa privada a los esfuerzos que hace el gobierno y que hacen solas las instituciones de educación superior del país. Esta es una oportunidad para ganar una medalla de oro en justicia, en democracia y en darle a la juventud el lugar que merece en la vida nacional”, enfatizó el legislador, ante los aplausos de sus compañeros.

“Asignemos recursos donde se forma la juventud, apostemósle a que nos sea la improvisación o la Providencia la que nos traiga a los mejores atletas para representarnos, sino todo un sistema donde se puedan formar, pulir y llevar a la excelencia a los deportistas mexicanos”, recalcó Ramírez Marín en su intervención.

El legislador agradeció a los diputados César Camacho Quiroz, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI; Miguel Angel Sulub Caamal, secretario de la Comisión de Asuntos Indígenas, Alfredo Bejos Nicolás, Secretario de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, y de manera especial a Pablo Gamboa Miner, presidente de la Comisión de Deporte, por su confianza y su respaldo a esta iniciativa.

En la exposición de motivos, el legislador yucateco señaló que, de acuerdo con el diagnóstico realizado por el Programa Nacional de Cultura Física y Deporte, hay diversas debilidades en el ámbito deportivo del país, entre ellas las siguientes: la falta de hábitos de la práctica deportiva, la falta de integración de la iniciativa privada en los programas de activación física, el monto presupuestal de los recursos destinados al deporte son insuficientes y los pobres resultados del deporte mexicano en el contexto internacional.

En relación con el crédito fiscal, que implica la deducibilidad del Impuesto sobre la Renta, la iniciativa precisa que los recursos para los programas de formación de atletas de alto rendimiento que aporte la iniciativa privada será hasta por mil millones de pesos en cada ejercicio fiscal y el estímulo no excederá de 100 millones de pesos por cada contribuyente o proyecto de inversión que participe en esos programas.

Asimismo, se creará un Comité Interinstitucional, que estará formado por un representante de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, uno de Consejo Olímpico Mexicano y uno de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para calificar y validar las aportaciones de las personas físicas y morales que aporten recursos a este tipo de programas, objetos de esta iniciativa. (Boletín)