lunes, 18 de julio de 2016

11:52:00
Hugo López / Hals Intelligence

Si tienes instalada la aplicación desde el día de ayer tendrás problemas para acceder al videojuego. La razón no es otra que un ataque de denegación de servicio que está afectando a los servidores del ya popular  juego. Ya advertimos que la popularidad de Pokémon GO llamaría la atención de los ciberdelincuentes y solo han pasado unas horas para que esto suceda.

Todo comenzó con la difusión de aplicaciones falsas en diferentes tiendas alternativas e Internet pero los ciberdelincuentes pronto han subido el nivel y han tomado la decisión de atacar la infraestructura del videojuego directamente, realizando un gran número de peticiones haciendo uso de un botnet que finalmente se ha convertido en un ataque de denegación de servicio que ha dejado a los usuarios sin la posibilidad de disfrutar del videojuego en varios continentes.

Los usuarios europeos y estadounidenses invertían hasta 10 minutos para conseguir que la aplicación completase el proceso de login de forma correcta, algo que no sucedía siempre y que si pasaba, luego no se podía acceder a los contenidos de la aplicación.

PoodleCorp ha sido el grupo de hackers que ha reclamado la autoría del ataque y según ellos podría existir una sorpresa que por el momento Nintendo no ha confirmado.

Aunque la parte afectada no ha emitido ningún tipo de comunicado, el grupo de ciberdelincuentes afirma que habría tenido acceso a información de los usuarios del videojuego. Por el momento no existe confirmación, pero de ser así habría sido un estreno agridulce para Nintendo con su nueva apuesta.

El día de ayer fue frenético para muchos usuarios, ya que no se pudo disfrutar del servicio con normalidad y la situación se ha extendido al día de hoy, aunque en algunos instantes parece que se recupera la normalidad.

La empresa nipona seguramente se encuentre investigando si se ha producido o no dicho acceso no autorizado a los datos de los usuarios y evaluar la configuración de los servidores para mitigar de alguna forma la acción de este tipo de ataques.
 
Lo que por el momento está claro es que el ataque de denegación de servicio ha existido y que todo parece indicar que si Nintendo no toma medidas, será la tónica habitual, quedando a la espera de que se confirme si es cierto o no que se ha producido dicho acceso no autorizado a los datos de los servidores.