lunes, 18 de julio de 2016

00:03:00
WASHINGTON D.C., 17 de julio.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama se refirió en un comunicado oficial al asesinato de tres policías blancos en la localidad de Baton Rouge, en Louisiana. Días atrás Se trata de "un acto de cobardes", dijo el mandatario. Es la segunda vez en dos semanas que se produce un incidente de este tipo, tras el asesinato de cinco agentes el 7 de julio en Dallas, Texas, por un individuo que dijo que su objetivo era "matar policías".

"Nada puede justificar la violencia contra la policía", sostuvo Obama, quien admitió que aún se desconocen los detalles de los homicidios. "Condeno en los términos más fuertes el ataque contra los agentes de la ley en Baton Rouge", dijo Obama en una declaración emitida por la Casa Blanca.

"Los ataques deben terminar", sentenció el mandatario estadounidense. "Ofrecí todo mi apoyo, todo el apoyo del gobierno federal. Habrá justicia. No sabemos aún el motivo detrás de este ataque, pero quiero ser claro: no hay justificación para la violencia contra las fuerzas del orden. Ninguna. Estos ataques son el trabajo de cobardes que no representan a nadie", insistió.

(Más fotos en Facebook)

Los tres policías murieron y otros tres resultaron heridos este domingo en un tiroteo en Baton Rouge, Luisiana. Es la misma ciudad donde la muerte del joven negro Alton Sterling a principios de julio a manos de la policía provocó una ola de indignación y protestas.

Este drama se produce en un contexto de fuertes tensiones raciales en la capital de Luisiana, eje de numerosas manifestaciones de protesta contra la violencia policial en las últimas semanas. Hubo represión y esto causó indignación.

El alcalde de Baton Rouge, Kip Holden, hizo un llamado a la calma temiendo un nuevo aumento de las tensiones en la ciudad, a través de la cadena de televisión local WAFB9.

"No dejemos que nadie separe a esta comunidad con actos absurdos de violencia", reclamó el alcalde.

Las circunstancias exactas del tiroteo aún se desconocen, pero al parecer las fuerzas del orden habrían intervenido luego de registrarse un primer intercambio de disparos.

"Parece que ellos (los agentes) respondieron a un tiroteo", dijo Casey Rayborn Hicks, portavoz del sherif, a la cadena local WAFB9. Varios agentes -de la policía de Baton Rouge y dependientes de la oficina del sherif- resultaron heridos y fueron trasladados a hospitales locales, precisó el comunicado.

Un video difundido por la cadena de televisión muestra a los policías llegando al lugar del tiroteo, al tiempo que se pueden escuchar disparos de armas de fuego.

Al principio se escucha una sucesión de tiros espaciados y luego un breve pero nutrido tiroteo.